Viral en redes: esta jocosa imagen de Trump ha causado gran revuelo en China

Un artista logró retratar al político como nunca antes ha sido visto.
viernes, 12 de marzo de 2021 · 17:00

La imagen del expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, abunda dentro de todos los mercados comerciales en China, no hay un objeto con la cara del magnate neoyorquino que no se pueda encontrar en estos bazares populares. A modo de souvenirs, las personas compran todo tipo de artefactos y objetos raros con su rosto y es que el político tiene tanto peso cultural dentro de la nación asiática que es más fácil toparse con un mini Trump en Beijing que en la Gran Manzana. Pero la genialidad con la que el pueblo chino ha logrado materializar la figura del político es lo que ha causado más revuelo en la nación y sobre todo en las redes sociales. 

El mundo entero conoce todas las facetas del republicano, sus estados de ánimo y su tan característico mal humor; dentro de las altas esferas del Gobierno de EE. UU. se le conoce como un hombre poco tolerante, muchas veces iracundo, hostil y soberbio. Sin embargo, Hong Jinshi, un artesano asiático, ha logrado materializar un lado de Trump que nunca antes se ha visto: como un ser meditabundo, espiritual, absorto en sus pensamientos que irradia serenidad y tranquilidad, muy parecido al sabio Buda, fundador del budismo.

El Trump budista, como lo llaman en las redes sociales, ha sido una la más reciente obra de arte de este escultor chino que a modo de reflexión y con un toque de sátira en la escultura ha ejemplificado al exmandatario como un ser de paz que, evoca a la pasividad y la compasividad, además de que para él, su estatua atrae la buena suerte. Hong confirma que tuvo meses de arduo trabajo para finalizar este proyecto y que apenas hace unas semanas logró terminar un lote inicial de 100 piezas de dos diferentes tamaños, las cuales se vendieron como pan caliente, mientras él decidió conservar la primera de todas para su decoración personal.

Las figuras de Trump vienen en dos presentaciones: la más pequeña de unos 15.30 centímetros y la segunda, mucho más grande, cuenta con unos 46 centímetros aproximadamente. Ambas están valoradas en unos 153 y 615 dólares por pieza, respectivamente; y en su primera venta recaudó unos 38.400 dólares de ganancia. El artista explicó que las estatuas fueron realizadas a base de arcilla, yeso blanco y finalmente pintadas con cal y fijadores blancos, precisamente, para darle esa tonalidad blanca impoluta que las hace tan características. 

La primera venta tuvo tanta fama que logró abrirse su propia página web para que todos los interesados en adquirir su Buda Trump puedan y reservar sus pedido, porque justo ahora está en proceso de elaboraciones. Aunque tras su éxito rotundo de ventas, no faltaron los primeros imitadores que salieron a replicar el arte de Hong, pero a precios más bajos y de menor calidad que las originales, por lo que ha emprendido un proceso de demandas contra varias empresas en línea que subastaron esas obras fake, dado que solo él posee los derechos del budista republicano. 

Otras Noticias