Myanmar paga un alto precio por su democracia con otros 6 manifestantes fallecidos

El grupo Quad promete que mediará para restablecer el orden constitucional.
sábado, 13 de marzo de 2021 · 11:40

Una nueva jornada de manifestaciones pacíficas en Myanmar se ve manchada por la violencia del Estado. En Mandalay, la segunda ciudad más grande del país asiático, un contingente del ejército birmano arremetió contra un grupo de personas, que permanecían sentadas frente a un monumento dedicado a las víctimas de la dictadura militar. Arrojando gases lacrimógenos y municiones, los efectivos de seguridad intentaron disipar a la multitud de manifestantes quienes respondieron con piedras y palos, muchos de ellos lograron escapar, pero desafortunadamente, otras seis personas perdieron la vida en esta nueva jornada de desobediencia civil; los fallecidos eran jóvenes y estudiantes. 

Fuente: (EFE noticias).

Este sábado, cuando se cumplen 41 días desde que iniciaron las protestas contra el régimen militar en Myanmar, las organizaciones civiles han denunciado un genocidio contra el pueblo birmano y llaman a los organismos internacionales a interceder por los cientos de civiles desarmados que diariamente salen a exigir la restauración del orden constitucional en la nación. Según un informe del Comité de Defensa y Asistencia para Prisioneros Políticos, desde el 1° de febrero cuando inició la desobediencia civil, más de 70 personas han perdido la vida a manos de la junta militar que le puso fin al Gobierno democrático de Birmania y acabó con una década de estabilidad y paz nacional. 

Además, esta misiva detalla que más de 400 personas han sido detenidas arbitrariamente dentro del país por los cuerpos de seguridad, pero calcular la cifra exacta ha sido una tarea difícil para la organización, porque los miembros de la junta se niegan a responder las peticiones y los llamados de los abogados defensores. De acuerdo con el comunicado publicado en el portal Myanmar News, a los prisioneros se les ha negado el derecho a ser representados por un abogado, no se les permite recibir visitas ni realizar llamadas a sus familiares; hay acusaciones de que están recibiendo malos tratos y transgresiones a sus derechos fundamentales como el acceso a la comida y el agua. 

Por su parte, la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha condenado los crímenes contra la población civil de Myanmar y ha instado a las autoridades sublevadas a detener la violencia sistematizada contra los manifestantes. En la misma línea, los líderes políticos de Estados Unidos, Japón, India y Australia, mejor conocidos como el grupo Quad, se han sumado a las voces de la comunidad internacional rechazando enérgicamente que se cometan crímenes de lesa humanidad en pleno siglo 21.

El presidente estadounidense, Joe Biden, durante la reunión virtual con sus homólogos se ha comprometido con el pueblo birmano a servir como mediador en el conflicto interno de país y de esa forma, restaurar el orden democrático de la región e intentar subsanar la fractura del orden constitucional citando a unos nuevos comicios presidenciales. 

Otras Noticias