“Parece el fin del mundo”: una poderosa tormenta de arena sepultó a China

Caos total en el país: vuelos suspendidos, negocios cerrados y poco aire respirable.
lunes, 15 de marzo de 2021 · 09:13

El caos se apoderó de China este lunes: desde la región central del país hasta el extremo norte se vieron afectados por la peor tormenta de arena del desierto que ha embestido a la nación asiática en más de 10 años. Las imágenes post apocalípticas muestran a la ciudad de Beijing, la metrópolis capitalina, bajo un espeso manto de polvo marrón que no solo ha cubierto en su totalidad  de las localidades, sino que cambió el aspecto del panorama haciéndolo nubloso y al aire irrespirable.

Fuente: (EFE noticias)

Los rascacielos más altos de toda la zona no se alcanzan a divisar entre la nube de partículas que cubre a toda la urbe y que, además, esta escena se ha replicado en al menos 12 provincias aledañas hacia el noroeste. La Agencia de Meteorología Nacional de China ha decretado estado de alerta amarilla para todas las regiones afectadas por la tormenta de arena y se han tenido que suspender unos 400 vuelos aéreos; asimismo, las autoridades han ordenado paralizar las actividades comerciales y escolares temporalmente, por lo menos, hasta que mejore el clima. 

Por otra parte, el organismo ha explicado que los los fuertes vientos sostenidos que arrastran el polvo desde el desierto Gobi, en la geografía china, se han propagado también en Mongolia, donde unas 341 personas han sido reportadas como desaparecidas y los centros de salud están recibiendo cientos de personas con congestiones respiratoria y asfixiados por la virutas de polvo. Lo mismo pasa en Beijing y las 12 provincias afectadas, donde los habitantes han asistido a los hospitales por irritaciones oculares, fallas respiratorias, alergias y asmas generalizadas. 

“Este aire es imposible de respirar, parece el fin del mundo”, respondió una ciclista a los micrófonos de la prensa local y, como ella, cientos de miles de personas le están exigiendo al Gobierno soluciones rápidas y sostenibles para prevenir estos eventos naturales que son totalmente evitables. Y es que la deforestación generalizada en todo el país asiático ha empeorado las tormentas durante los últimos años y aunado al severo problema ambiental que sufre China hacen de la situación una crisis climática insostenible. 

Ahora bien, aunque las tormentas de arena son bastante comunes en Beijing, por su cercanía con el gran desierto de Gobi, no es habitual que estos fenómenos sean tan prolongados y tan extensos. Según el sitio web del organismos meteorológico, estos eventos extremos dejarán de ser extraños para convertirse en habituales si no se toman medidas concretas. China, completamente rodeada de smog los 365 días del año también figura como el país con la mayor deforestación del planeta, donde sus regiones verdes se han reducido al menos un 12% desde las últimas décadas, dejándolos completamente expuestos al desagradable polvo del desierto. 

Otras Noticias