“Aislada y sin beneficios”: la expresidenta de Bolivia habla tras las rejas

Fue trasladada a un centro penitenciario y guardará cuarentena 15 días.
martes, 16 de marzo de 2021 · 18:00

Aumenta la tensión política en Bolivia: después de tres días de permanecer retenida en un centro penitenciario policial en La Paz, la expresidenta boliviana, Jeanine Áñez, ha sido trasladada a otra prisión en el Altiplano donde esperará la realización de su juicio en los próximos cuatro meses. A su llegada al recinto penitenciario deberá permanecer unos 15 días en aislamiento preventivo por los protocolos sanitarios del coronavirus y, después, podrá ser transferida a un cubículo común con todas las privadas de libertad. 

Minutos antes de ser diferida, Áñez, desde el interior de su celda y tras los gruesos barrotes de metal, denunció la arbitrariedad de su detención y condenó enérgicamente que se le intente criminalizar, después de que su Gobierno fuera el encargado de devolverle la paz al país en el 2019, cuando las intensas protestas incendiaban las calles de Bolivia. Asimismo, lamentó que el Estado menoscabe el derecho nacional, que los valores políticos no tengan ninguna validez en el país y que se le estén irrespetando sus derechos constitucionales, tanto a ella como a sus exministros. 

Fuente: (CNN noticias)

En la misma línea, la exmandataria le envió un mensaje al jefe de Gobierno boliviano, Luis Arce, y a su principal aliado político, el oficialista Evo Morales, a quienes acusa de perseguirla políticamente. “Yo tengo derechos y privilegios constitucionales, les guste o no, una expresidenta no puede ser juzgada en los tribunales ordinarios, mi caso debería ser procesado en la Corte”, sentenció Áñez. Su traslado coincidió con la protestas convocadas por los partidos políticos de la oposición que exigen su liberación y la de sus allegados. 

Por su parte, el Servicio Penitenciario de Bolivia anunció que Áñez no tendrá ningún privilegio especial dentro de la prisión, que compartirá uno de los trece dormitorios comunes con los que cuenta el lugar y que recibirá constante atención médica por parte de los doctores del centro, al igual que las 200 prisioneras que hacen vida allí. Además, se dio a conocer que este penal de mujeres es de baja seguridad, porque allí habitan cientos de niños con sus madres que dieron a luz pagando condena.

Otras Noticias