Entre la hambruna y la pobreza extrema, África le apuesta todo a las vacunas

La pandemia amenaza con arrastrar a 39 millones de africanos hacia la penuria y la miseria.
miércoles, 17 de marzo de 2021 · 09:00

Se recrudece la crisis humanitaria en África con la extensión del coronavirus en la región: actualmente, las 55 naciones que componen toda la Unión Africana (UA) acumulan más de 4 millones de contagios por el virus y su tasa de mortandad ya supera los 108.000 decesos; todo esto enmarcado en una feroz devastación económica producto de las medidas protocolares por la emergencia sanitaria como los confinamientos y los bloqueos nacionales. Ahora bien, con el motor financiero absolutamente paralizado, el bloque continental se ha transformado en un productor de pobreza extrema que amenaza con arrojar a las penurias a 39 millones de personas si no se toman medidas urgentes.

Solo en el año 2020, más de 30 millones de africanos sobrepasaron este umbral de la precariedad y la miseria tras la reducción de 175.000 millones de dólares del Producto Interno Bruto (PIB), según el Banco Africano de Desarrollo (BAD). Y todo esto se agrava con la aparición de nuevas enfermedades virales como el letal ébola y las peligrosas plagas de langostas gigantes del desierto amenazan con socavar la seguridad alimentaria y los medios de vida rurales de África.

Aunque las cifras económicas son bastante desalentadoras para África, todavía hay un factor clave que podría poner fin a esta escalada de la pobreza en la región y esta perfilada al acceso a las vacunas contra el coronavirus. Basándose en sus proyecciones anuales, el BAD sugiere que en los próximos meses el continente va a experimentar un crecimiento exponencial de su economía; se habla de al menos un 3,4% de aumento, pero todo esto va condicionado a que los inoculantes lleguen a tiempo y de forma masiva a todos los países.

Hasta la fecha, 17 de marzo del 2021, en África se ha aplicado más de 14,6 millones de dosis del los fármacos subvencionados del Fondo Mundial de la Vacunas (COVAX) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que se traduce en un escaso 1% de la población total, que está estimada sea de: 1.200 millones de personas, siendo este, el segundo continente con más habitantes de todo el mundo. Por lo que el Banco de Desarrollo Africano ha instado a los países a que se abran paso por su cuenta en el mundo de las vacunas y empiecen a comprar fármacos de forma independiente, porque al mecanismo COVAX todavía le falta mucho que avanzar en el tema de la distribución de los inmunizantes, aunque no se le quita el mérito de la labor solidaria y altruista que está poniendo en marcha.

Otras Noticias