Descubren a más de 300 migrantes que pretendían pasar escondidos a EE. UU.

La policía los encontró hacinados en un remolque, sin agua ni comida.
domingo, 21 de marzo de 2021 · 10:30

En medio de la crisis migratoria desatada en los últimos meses en la frontera común entre los Estados Unidos y México, las autoridades del país azteca han alertado sobre un descubrimiento desgarrador durante este fin de semana. Y es que, según medios internacionales, la policía fronteriza mexicana encontró a unas 329 personas, en su mayoría de Honduras y Guatemala, escondidos y hacinados dentro de tres remolques de vehículos que supuestamente transportaban mercancía y que se dirigían al extremo sur estadounidense.

Al parecer, estas cajas metálicas estaban completamente selladas, al punto que casi no permitían el flujo de aire dentro de la unidad, por lo que al momento del hallazgo, las personas estaban sofocadas y en muchos casos deshidratadas; aunque no se reportaron víctimas que lamentar, citando al The New York Post. Ahora bien, los vehículos fueron detenidos en una carretera de Chiapas, un estado al sur de México fronterizo con Guatemala y a más de 2.700 kilómetros de Estados Unidos, y se presume que atravesaron las tres fronteras sin ser revisados por ninguna autoridad, aunque esta hipótesis aún está por comprobarse. 

Fuente: (Noticias Telemundo).

Los agentes de seguridad migratoria informaron que de los 329 migrantes que se encontraron dentro de los remolques, unos 114 eran menores de edad y que todos viajaban solos, sin compañía de sus padres o representantes. Después de ser ubicados, los extranjeros fueron alimentados e hidratados y al cabo de unas horas, fueron trasladados a centros de detención para migrantes; aunque en el caso de los infantes fueron remitidos a albergues temporales administrados por el Estado mexicano. Por su parte, el Gobierno azteca ha alertado tanto a su par del norte y los países centroamericanos sobre esta grave crisis en las fronteras que está a un paso de la catástrofe. 

Para México resulta insostenible lidiar con dos crisis a la vez, la migratoria y la sanitaria, y mucho menos en momentos tan complicados como los que atraviesa la región, por el suministro de las vacunas y los casos de coronavirus aumentando por demás; mientras que Estados Unidos no tiene que afrontar el costo de la migración como país puente. Y es que, conforme con el Gobierno mexicano, en lo que va de 2021, la diáspora centroamericana se ha multiplicado en comparación a otros meses y esto se debe a la llegada de Biden al poder, quien prometió flexibilizar las medidas de ingreso al país de América del Norte, pero de forma paulatina. 

Las promesas del presidente estadounidense fueron recibidas por los migrantes como una política de puertas abiertas para todos los extranjeros, aunque la realidad es que nada ha cambiado del todo, porque a medida que van llegando más y más personas a las fronteras de Estados Unidos, las autoridades continúan repatriando a los migrantes hasta sus países de origen y la cantidad de niños sin acompañantes rebasa los límites históricos con más de 4.000 infantes atrapados en estos centros de detención, sumados a los más de 7.000 que llegaron en febrero. 

Otras Noticias