Expresidenta de Bolivia denuncia ser víctima de maltratos dentro de la prisión

Con su puño y letra le envió una carta a sus seguidores narrando su situación.
martes, 23 de marzo de 2021 · 16:00

La expresidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, ha denunciado ser víctima de un trato cruel, inhumano y degradante por parte de los efectivos de seguridad, que resguardan las instalaciones del recinto penitenciario donde se encuentra recluida desde hace un par de días. En una carta redactada con su puño y letra, la exmandataria ha condenado que su familia también esté siendo atacada y perseguida por los entes del Estado a quienes calificó de dictadores y cobardes, al tiempo que los responsabilizó de cualquier daño que pueda sufrir estando detenida.  

“Soy una madre de familia que teme por su vida y la de sus hijos”, escribió en una de las siete páginas de la misiva dirigida al pueblo boliviano, a quienes les encomendó velar por la integridad de sus parientes, ya que la abogada no cree que pueda salir con vida de la prisión. Y es que, según lo que relató, no se le ha permitido tener acceso a ningún sistema de atención médica “del sector privado” para que se le realice un balance general de su salud, porque afirmó sentir suma desconfianza de los galenos que atienden en el penal; médicos que, en su opinión, “obedecen órdenes del Estado y podrían atentar contra su salud y su integridad física”.

Asimismo, ha cuestionado el uso de la fuerza como un mecanismo disciplinario para mantener a las masas contenidas, recordándole al actual presidente de Bolivia, Luis Arce, que “eso solo lo hacen los Gobiernos dictatoriales”, referencia a la represión en las protestas que exigen su liberación; además de señalarle como uno de los principales responsables en caso de que su vida corra peligro. Finalmente, Áñez defendió su inocencia y dejó en claro que los cargos que se le imputan son infundados, concluyendo que: “En el país nunca existió un golpe de Estado y que en el tiempo que fue presidenta de la nación solo veló por devolverle la paz al pueblo boliviano”.

Nuevas repercusiones internacionales

Tras la detención de la exmandataria boliviana, decenas de instituciones del bloque continental han salido en defensa de la abogada y de sus derechos constitucionales. El caso más reciente fue el de Senado de la República de Paraguay que hace apenas un día, emitió un comunicado avalado por todos los congresistas del país sudamericano, donde se le “exhorta a las autoridades de Bolivia a respetar los derechos básicos fundamentales de la exdirigente como la presunción de inocencia, el acceso a la salud y el respeto a sus comunicaciones personales, además del inquebrantable derecho a defenderse”.

Otras Noticias