Estudiantes turcos protestan contra comentarios homófobos de Erdogan

La policía turca detuvo a más de 50 universitarios frente a los juzgados.
viernes, 26 de marzo de 2021 · 17:00

Se recrudece el estallido social en Turquía: por segundo día consecutivo, los movimientos estudiantiles del país de Oriente Medio han vuelto a tomar las calles de Estambul para protestar en contra del autoritarismo, la radicalización de la religión y la satanización de las protestas por parte del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien, hace algunos días, acusó a todos los manifestantes de “ser unos extremistas, líderes del colectivo LGBTI+ que atentan contra los valores fundamentalistas de la nación”. 

Ante esta nueva arremetida, cientos de estudiantes de la prestigiosa Universidad de Bósforo, la más importante de toda Turquía, salieron a las calles de Estambul para reclamar respeto y para exigir la liberación de un grupo de jóvenes que fueron detenidos ayer por la policía nacional. Con pancartas en mano y gritando múltiples consignas en contra de Erdogan, los manifestantes llegaron hasta la sede del juzgado donde los esperaba un contingente policial listo para dispersar la movilización. 

Citando a los medios locales del país oriental, los cuerpos de seguridad del Estado utilizaron gases lacrimógenos, cañones de agua y balas de goma para repeler a los manifestantes que se congregaron de forma pacífica frente al Palacio de Justicia de Turquía. En las imágenes que circulan por la redes sociales se puede observar cómo los uniformados hicieron uso excesivo de la fuerza y arrestando a un nuevo grupo de estudiantes, 52 para ser exactos. 

 A los cientos de estudiantes universitarios se les sumaron miles de ciudadanos turcos descontentos con la manera de gobernar del presidente, a quien acusan de haber socavado las normas democráticas del país, los derechos civiles de la población, la libertad de expresión y se ha encargado de dividir en dos fracciones al pueblo turco. Además, rechazan el cierre de universidades que, en los últimos cinco años, ya suman más 15, al tiempo que condenan enérgicamente que Erdogan se fije por mantener un Gobierno firmemente religioso, ortodoxo y conservador.

Otras Noticias