Conmoción internacional: 12 países condenan la violenta represión en Myanmar

Más de 100 personas perdieron la vida en el día más sangriento de las protestas.
domingo, 28 de marzo de 2021 · 12:30

Después de una espeluznante jornada de violencia en Myanmar, la comunidad internacional ha repudiado enérgicamente el uso de la fuerza letal por parte de los organismos de seguridad del Estado como mecanismo de represión contra el pueblo civil birmano. En una declaración conjunta firmada por 12 países del mundo se ha rechazado “el penoso accionar violento” de la junta militar sublevada que lidera el país desde el pasado mes de febrero. 

Los ministros de Defensa de Estados Unidos, Canadá, Japón, Corea del Sur, Nueva Zelanda, Australia, Alemania, Grecia, Italia, Países Bajos, Dinamarca y el Reino Unido han condenado “la conducta irresponsable” de las Fuerzas Armadas de Myanmar, quienes en las celebraciones de su día nacional “han masacrado a 114 birmanos que protestaban por el regreso de la democracia, entre ellos varios menores de edad”. 

Fuente: (France 24).

La contundente misiva, con fecha del 27 de marzo de 2021, responsabiliza a la junta militar de Birmania de los más de 400 fallecidos que han perecido a manos de los uniformados en los casi dos meses que tienen las movilizaciones pro democracia en el país asiático, desencadenadas por un golpe de Estado militar perpetrado el primero de febrero. “La represión de las FF. AA. de Myanmar contra las protestas civiles y pacíficas transgrede todos los reglamentos internacionales sobre Derechos Humanos, al tiempo que difiere de la conducta ética de los organismos militares, quienes están en la obligación de velar y proteger a los ciudadanos, no de dañarlos”, reza el comunicado conjunto.

Mientras tanto, la Comisión Europea presente en Birmania junto a una delegación de las Naciones Unidas (ONU) también exigieron el fin de la violencia y la dimisión de los gobernantes, a quienes calificaron como “inmorales y dictadores”. Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, aseguró estar horrorizado por los hechos ocurridos el sábado y sostuvo que es inaceptable que se extermine al pueblo birmano por defender sus derechos. 

Las protestas continúan el domingo

Pese a que el sábado fue el día más violento y más sangriento en Myanmar, la población civil ha vuelto a tomar las calles del país para ejercer presión sobre sus demandas de retorno a la democracia. Ya suman 56 días desde que iniciaron las movilizaciones y hasta la fecha, unas 423 personas han perdido la vida, además de los cientos de heridos y los más de 2000 detenidos que aún esperan su liberación en las prisiones del país. El portal de noticias de la desobediencia civil, Myanmar Now, ha denunciado que los prisioneros han recibido tratos inhumanos dentro de los recintos penitenciarios y que se les priva de la comunicación con sus defensores y familiares.

Otras Noticias