Brasil: el nuevo epicentro mundial de la pandemia del coronavirus

Sus sistemas de salud están al borde de un colapso sanitario.
viernes, 5 de marzo de 2021 · 10:53

La nueva variante del coronavirus detectada en Brasil, capaz de reinfectar a los pacientes que ya padecieron el virus, ha puesto al país sudamericano en el ojo del huracán pandémico del mundo tras sobrepasar por primera vez el número de infecciones diarias de los Estados Unidos, el territorio con la mayor cantidad de contagios del planeta. Después de pasar varios meses con la situación médica medianamente controlada, las autoridades han alertado sobre una escalada del virus mucho más virulenta y letal que la primera ola

Fuente: (RTVE Noticias)

La crisis sanitaria en Brasil ha llegado a su punto de ebullición estas últimas semanas, con las unidades de cuidados intensivos colapsadas y la ocupación hospitalaria superando el 80% de la capacidad de atención. Por su fuera poco, la campaña nacional de vacunación contra el coronavirus se encuentra a medio caminar y, en varios casos, suspendida por el desabastecimiento de las vacunas. A esto, se le suma la poca información que se tiene con respecto a la nueva cepa amazónica que, según científicos de Londres, podría impedir el proceso de inmunización con los antídotos, porque su carga viral resulta el doble de fuerte que las demás variantes.

Uno de los estudios más recientes en torno a la mutación brasileña realizado por el Imperial College de Londres, en Inglaterra, demostró que esta alteración genética es entre 50% y 150% más contagiosa que el resto de cepas, y además aumenta significativamente las probabilidades de desarrollar afecciones más graves y severas en pacientes diagnosticados, al tiempo que le permite al virus eludir la carga inmune de las vacunas. De acuerdo con los datos expuestos por las autoridades sanitarias en Brasil, desde la aparición de la nueva variante los casos se catapultaron en récords históricos, dejando a los inestables centros de atención médica al borde de la peor crisis sanitaria que haya vivido el país sudamericano en su historia moderna. 

En al menos 19 de los 22 estados confederados que integran al gigante sudamericano se reportan altos porcentajes de ocupación hospitalaria y déficit de atención médica, porque hay muchos pacientes y muy pocos médicos. Aunado a esto, hay también registran escasez de medicamentos e insumos clínicos básicos para garantizar la salud de los profesionales de la medicina. La última carencia que presentaron los hospitales de Brasil fue el desabastecimiento de oxígeno, algo indispensable para los pacientes COVID, tratándose de una enfermedad que compromete el sistema respiratorio y la capacidad de los mismos para hacerlo voluntariamente. 

Para las autoridades sanitarias en Brasil urge la necesidad de crear un mecanismo que los ayude a contener la devastación que el huracán pandémico está dejando a su paso por el país, al tiempo que le exigen al Gobierno agilice la compra de las vacunas para intentar mitigar el brote en la nación, donde hace apenas una semana se reportaban 35.000 casos diarios y, hoy, a escasos cinco días del mes de marzo, se confirman más del doble de enfermos por día (es decir, 75.000 contagios en 24 horas). Con las últimas actualizaciones de virus, el país cierra esta semana con más de 10,8 millones de contagios acumulados desde marzo del 2020 y casi 262.000 víctimas fatales.

Otras Noticias