Fatal incendio en un centro de migrantes en Yemen: ONU confirma varios fallecidos

Autoridades investigan qué ocasionó el siniestro, aún sin causas aparentes.
lunes, 8 de marzo de 2021 · 13:00

Un voraz incendio arrasó con un centro de detención de migrantes en la capital de Yemen, en Saná, en una región cercana a la frontera con Arabia Saudita. Se llevó la vida de unas 8 personas y dejó a otras 170 gravemente heridas. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), entre todos los lesionados al menos unas 90 personas presentan quemaduras bastante graves, lo que podría aumentar la cifra de fallecidos en las próximas horas. Entre los fallecidos, hay 2 custodios del recinto que intentaron rescatar a un grupo de internos y resultaron atrapados. 

Rápidamente, los cuerpos de Bomberos sofocaron el incendio y los equipos de paramédicos trasladaron a los heridos a los centros de atención médica más cercanos en la capital yemení. A esta hora, la totalidad de las llamas han sido extinguidas y se ha procedido a evaluar los daños que sufrió la infraestructura. De acuerdo con el portal de noticias Al Jazeera, varias zonas de la edificación quedaron bastante afectadas y la mayoría de las áreas se vieron comprometidas. 

Precisamente, la jefa de la OIM en el territorio yemení, Carmela Godeau, ha informado a través de su cuenta en Twitter que las autoridades han iniciado con el proceso de averiguaciones para determinar cuáles fueron las causas del siniestro, pero aún no encuentran una razón aparente. No obstante, no descartan que pueda haber sido provocado por los migrantes retenidos, aunque hay importantes indicios de que podría haberse suscitado por un cortocircuito en unas de las salas del recinto. 

Todas las personas retenidas en estas instalaciones fueron capturadas in fraganti intentando cruzar de forma ilegal desde Yemen hasta la vecina Arabia Saudita. La mayoría de ellos son líderes de bandas criminales que se encargan del contrabando de personas, que las transportan por todo el Cuerno de África hasta llegar a las puertas del Mar Mediterráneo. En este punto, los delincuentes consiguen embarcaciones precarias para trasladar a los migrantes desde el continente africano hasta el europeo, e intentan cruzar con barcos de plástico o en botes inflables las aguas mediterráneas, el cementerio acuático más grande de todo el mundo.

Esta peligrosa travesía a través de las potentes aguas mediterráneas se ha cobrado la vida de más de 20.000 personas desde el 2014, de acuerdo con los datos de las Naciones Unidas (ONU). Solo en el 2019, unas 138.000 personas emprendieron esta ruta de escape desde el Medio Oriente y África hasta Europa, pero esta cifra se redujo a 35.000 durante el 2020, a consecuencia de la pandemia del coronavirus y la emergencia sanitaria que obligó a cerrar las fronteras del mundo. Los países con más exportación de migrantes son: Siria, Egipto, Nigeria, Irak y Yemen, entre muchos otros que afrontan conflictos internos. Sin embargo, la situación en este último ha sido calificada por la ONU como la peor crisis humanitaria del planeta, ya que más de 80% de la población depende de la ayuda extranjera para paliar sus necesidades básicas. 

Otras Noticias