Irlanda del Norte: octava noche de violentos disturbios en la capital del país

Manifestantes cancelan las marchas diurnas por el duelo nacional.
sábado, 10 de abril de 2021 · 12:30

Por octava noche consecutiva las calles de Belfast, capital de Irlanda del Norte, se vieron inundadas por la violencia y el radicalismo extremo en una nueva ola de disturbios pro Reino Unido, protagonizados por grupos de encapuchados que arremeten sin piedad contra los efectivos de la Policía Nacional antidisturbios. 

Según lo reseñado por los medios locales, los manifestantes incendiaron varias unidades de transporte de los efectivos de seguridad, levantaron barricadas y quemaron contenedores de basura y neumáticos para impedir el paso de los uniformados. Pero cuando estos lograron ingresar a la zona de Tiger's Bay, al norte de la capital, fueron recibidos por una lluvia de piedras y ladrillos, además de artefactos detonantes de fabricación casera y cócteles molotov. 

Afortunadamente, no se reportaron heridos durante la última jornada de disturbios y la cifra de lesionados se mantiene en 55 efectivos de seguridad, mientras que 10 personas han sido detenidas por los actos vandálicos. Durante este lapso de manifestaciones violentas en Irlanda del Norte, muchos vehículos de la policía han sido calcinados, mientras que varias sedes gubernamentales del país europeo han recibido daños importantes. 

Cancelan las protestas por el duelo nacional 

El día viernes, tras el anuncio del fallecimiento del príncipe Felipe de Inglaterra, las organizaciones sociales, que lideran las manifestaciones en Irlanda del Norte, han decidido suspender las movilizaciones a nivel nacional para respetar el estado de luto activo que fue instaurado ayer, en honor a la memoria del duque de Edimburgo y como muestra de solidaridad con la reina Isabel II y su familia. 

Por otra parte, las autoridades del Gobierno de Irlanda del Norte han hecho un llamado a la paz y a la conciliación nacional, al tiempo que han citado a las bases de las movilizaciones a instaurar una mesa de diálogo, pero todavía no han recibido respuestas para emprender las negociaciones. Toda esta jornada de descontento social y  movilizaciones en las calles tiene como antecedente los acuerdos comerciales post Brexit que, según la opinión del pueblo norirlandés, ha dividido a Inglaterra de Belfast y al mismo tiempo ha provocado una profunda crisis económica en la nación europea.

Otras Noticias