Un Perú dividido y polarizado se prepara para la segunda vuelta presidencial

La extrema derecha y la ultra izquierda peruana se enfrenarán el próximo 6 de junio.
lunes, 12 de abril de 2021 · 12:09

Este domingo, el pueblo peruano protagonizó una maratónica jornada electoral donde se eligieron a los 130 legisladores del Congreso Nacional, a cinco representantes del Parlamento Andino y a los candidatos que pasarán a la segunda vuelta electoral el próximo seis de junio, donde se definirá quién será el presidente y el vicepresidente de Perú por los siguientes cinco años.

Según el conteo rápido de los cómputos realizados por la encuestadora Ipsos, las elecciones generales del domingo contaron con una participación ciudadana del 73,89%, superando las estimaciones generales en cuanto a cantidad de votantes: son los primeros comicios realizados en el país andino desde la llegada de la pandemia del coronavirus. 

Ahora bien, con un 18,1% del respaldo ciudadano, el candidato independiente a la presidencia de Perú, el ultraizquierdista Pedro Castillo, y su compañera de fórmula, Dina Boluarte, lideraron el primer balotaje presidencial. Mientras que la líder de la extrema derecha y aspirante por el partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori, hija del expresidente de la nación, Alberto Fujimori, consiguió un total de 14.4% de los votos generales, lo que podría indicar que los aspirantes pasan a la segunda vuelta en junio.

Por su parte, en tercer y cuarto lugar de las elecciones generales, se ubicaron Rafael López Aliaga con un 12.4% de los votos escrutados y Hernando de Soto con un 10.8% del apoyo popular: atrás quedaron los otros 14 aspirantes a la presidencia de Perú. Ahora, para garantizar un pase seguro al segundo balotaje de junio, el Organismo Nacional de Procesos Electorales (ONPE) deberá corroborar los resultados preliminares y se espera que esto suceda en el transcurso de la semana. 

Polarización de la segunda vuelta en Perú

Las elecciones generales en Perú arrojaron un resultado que la opinión pública no esperaba, por lo apretadas e inciertas que fueron las campañas y por la cantidad de candidatos que aspiraban a la presidencia del país. Ante todo pronóstico y para sorpresa de muchos, el líder populista de la ultraizquierda peruana deberá enfrentarse a uno de los tres candidatos de la extrema derecha, en unos comicios completamente polarizados y donde se elegirá entre modelos políticos totalmente antagónicos.

Tanto Castillo como Fujimori confirmaron la búsqueda de coaliciones políticas con el resto de candidatos para sumar más votos al final de la contienda, sosteniendo que harán lo posible para ganar en las próximas elecciones. Los aspirantes que pasen a la segunda vuelta electoral deberán participar en un último debate presidencial televisado, con la única intención de dar a conocer sus modelos de gobierno. 

Otras Noticias