Culpable, culpable y culpable: la alegría tras el veredicto por el caso George Floyd

Los líderes del mundo reaccionaron tras la sentencia del juez.
miércoles, 21 de abril de 2021 · 10:30

Minutos de angustia e incertidumbre se vivieron la tarde del lunes en todo Estados Unidos cuando el país entero se paralizó para escuchar la sentencia del juez sobre el caso: George Floyd, el rostro más visible de la desigualdad racial y el abuso policial en la primera potencia del mundo. 

Justo a las 18 horas, del 20 de abril, la justicia estadounidense declaró culpable al expolicía de Minnesota, Derek Chauvin, por el fallecimiento de Floyd el 25 de mayo del 2020, cuando permanecía bajo su custodia. El juez federal lo encontró culpable de los tres cargos que se le acusan (homicidio culposo en segundo grado y homicidio en segundo y tercer grado). 

Tras conocerse el veredicto final, una especie de alegría colectiva se apoderó del país entero que, entre lágrimas y risas nostálgicas, recibieron con gran emoción la sentencia oficial. Ciudades emblemáticas como Nueva York, Washington DC, Delaware y Mineápolis, por nombrar algunas, protagonizaron multitudinarias muestras de apoyo a los familiares de Floyd organizando una cadena de oración en su memoria y exigiéndole al Estado una sociedad más justa donde no existan las diferencias raciales.

Justamente, en la ciudad de Mineápolis, entre la calle 38 y la avenida Chicago (lugar donde perdió la vida el afroamericano de 47 años hace casi 11 meses), ahora bautizado como la Plaza George Floyd, cientos de personas se congregaron para escuchar la declaración acompañados de pancartas y camisetas alusivas al movimiento Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan). “Al fin se hizo justicia, ahora si podemos respirar”, gritaban las personas entre la alegría y la emoción. 

Reacciones internacionales

Pero esta sentencia histórica no solo ha sido festejada en Estados Unidos, desde la vecina del norte, Canadá, el primer ministro del país norteamericano, Justin Trudeau, envió un mensaje contundente a los ciudadanos de ambos países: 

Cruzando las aguas del océano Atlántico, desde la cuna de la civilización británica, el Reino Unido, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, también hizo lo propio en Twitter y emitió sus condolencia a los familiares de Floyd, al tiempo que reconoció que aunque la sentencia hace soñar con un mundo más justo, este es solo el principio del camino. 

Por su parte, desde la Santa sede de la Iglesia Católica también se ha emitido un comunicado oficial donde se tocan temas bastante polémicos para Estados Unidos como: la desigualdad y la abismal brecha social que existe en el país. El Vaticano ha instado a la nación norteamericana a reconciliarse para poder unificar a una sociedad completamente dividida donde por años la injusticia social ha reinado libremente.

Otras Noticias