Evacuaciones masivas en Florida tras un derrame de aguas residuales

Los trabajos para impedir el vertido no han hecho efecto.
domingo, 4 de abril de 2021 · 14:00

El Gobierno del estado de Florida, en Estados Unidos, ha decretado estado de alerta máxima para la ciudad de Tampa Bay, al norte de la región, tras el inminente colapso de un gigantesco estanque repleto de desechos residuales que amenaza con inundar y contaminar todo a su paso. 

En rueda de prensa, el gobernador del estado de Florida, Ron DeSantis, ha ordenado la evacuación inmediata de toda la una zona residencial ubicada en las inmediaciones de la reserva Piney Point, un área netamente agrícola donde habitan cerca de 3000 personas. Además se ha acordado cerrar el paso por una de las principales carreteras de la zona por el peligro de que se inunde mientras transiten conductores. 

Ahora bien, según DeSantis, se está ordenando la evacuación de toda la zona, porque en el enorme embalse de 33 hectáreas y ocho metros de profundidad apareció una prominente grieta que no ha podido ser reparada. En palabras del gobernador del estado, esta abertura ya tiene años, pero ha sido reparada y reforzada en decenas de oportunidades; sin embargo, los trabajos para intentar cerrarla durante todo el fin de semana han sido en vano, por lo tanto se procede a desalojar a las personas para evitar riesgos innecesarios.

Riesgo de derrames desde el 2001

Precisamente, el gobernador de Florida reconoció que esta abertura en el estanque se originó en el año 2001, cuando se procedió a cerrar la planta de tratado de fósforo para evitar una tragedia medioambiental en el zona. No obstante, han pasado 20 años de ello y la situación ha ido empeorando cada vez más, ya que en los últimos cinco años se ha reparado la grieta en reiteradas oportunidades. 

Así que las autoridades han tomado la decisión de extraer el contenido del estanque en los próximos días para evitar riesgos contaminantes. Se estima que este trabajo podría demorar entre 10 y 15 días, ya que se están vaciando unos 83.000 litros por minuto y, cabe destacar que, dentro del embalse hay unos 3000 millones de litros de aguas residuales, un líquido contaminado que podría afectar severamente la zona, amenazando con destruir cultivos y envenenar la tierra fértil.

Otras Noticias