Increíble: esta mujer esperaba un parto de septillizos, pero dio a luz a 9 bebés

Podría ganar el récord Guinness como el nacimiento más numeroso de la historia.
miércoles, 5 de mayo de 2021 · 17:00

Los nacimientos múltiples siempre han sido acontecimientos fascinantes dignos de seguir, tanto para la comunidad médica como para los medios de comunicación social, sobre todo cuando se trata de un parto que podría ser merecedor de un nuevo récord Guinness. Se trata del primer alumbramiento de nonillizos vivos (nueve bebés consecutivos), todos nacidos sanos y salvos en un hospital de Marruecos.

Lo particular de este nacimiento es que los médicos solo esperaban el nacimiento de siete criaturas y no nueve bebés, como en realidad sucedió. Y es que, al parecer, el grupo de obstetras y pediatras que atendieron a la madre durante todo el proceso de gestación no se percataron de que en este abarrotado vientre latían nueve corazones en vez de siete, pero afortunadamente todo salió bien. 

El parto se realizó en una clínica de Marruecos por petición del Gobierno de Mali, dado que la progenitora de los recién nacidos (de origen maliense) necesitaba cuidados especializados que solo el país vecino podía darle. Halima Cisse, de 25 años de edad, fue transferida a finales de marzo desde su país de origen hasta este recinto de salud para esperar el día de su alumbramiento.

Los bebés (cinco niñas y cuatro niños) nacieron por cesárea y, para sorpresa de los médicos y de los padres, ahora son nueve los hijos que tendrán que criar. El orgulloso padre de los nonillizos confirmó a los medios de comunicación que los niños están sanos y que, afortunadamente, todos viven. 

 

Un parto muy raro que causa sensación mundial 

Ahora bien, con el nacimiento de los nonillizos, el récord Guinness de la norteamericana Nadya Suleman (la octomamá) podría pasar a manos de Halima Cisse, por convertirse en "la primera mujer en traer al mundo al mayor número de niños nacidos (vivos) en un solo parto". Recordemos que Suleman dio a luz a ocho infantes en 2009, después de recibir un tratamiento de fecundación in vitro.

Los partos de nonillizos son sumamente raros: primero, por las severas complicaciones médicas que suelen suscitarse a la hora del embarazo; y segundo, porque, en la mayoría de los casos, los bebés nacen sin vida, no se forman bien o fallecen a las horas de haber llegado al mundo. Hasta la fecha, solo se han reportado dos casos similares al de Cisse: en 1971, con una australiana y, en 1999, con una mujer de Malasia. Desafortunadamente, ninguno de esos recién nacidos sobrevivió.

Otras Noticias