Israel refuerza la seguridad en Jerusalén ante una marcha de nacionalistas judíos

La nueva movilización podría agravar la tensión con la Franja de Gaza.
martes, 15 de junio de 2021 · 12:51

A dos días de la histórica juramentación de Naftali Benet como el nuevo primer ministro de Israel, el recién electo Gobierno de la coalición multipartidista ya enfrenta su primer reto de seguridad al frente del país de Oriente Medio.

Y es que justo para este martes, la población judía ultranacionalista tiene prevista una multitudinaria manifestación por la emblemática ciudad amurallada de Jerusalén del Este, el epicentro principal de la violencia desatada hace poco más de un mes entre el país hebreo y los palestinos.

Benet amenazó con defender a Israel si Hamás ataca la movilización de hoy.

La movilización ha sido convocada por la Hebraica Nacionalista de Israel y se tiene previsto que arranque a las seis de la tarde, hora local (12 del mediodía en Argentina). Según el grupo organizador, la marcha atravesará toda la Ciudad Vieja de Jerusalén hasta finalizar en el monumental Muro de los Lamentos, el principal lugar de culto para el judaísmo dentro del país. 

 

Mega operativo de seguridad

Ahora bien, para llegar a este icónico lugar religioso, los manifestantes deberán atravesar por la Puerta de Damasco (dentro de la ciudad amurallada), que es uno de los barrios musulmanes más grandes de todo el territorio israelí y donde a esta hora se lleva a cabo un enorme despliegue policial. 

Se activó el plan de defensa antiaéreo “cúpula de hierro” por posibles ataques del grupo Hamás. 

De acuerdo con el ministro de Seguridad Pública de Israel, Omer Bar Lev, la municipalidad israelí prohibió el ingreso de la movilización por este distrito para “evitar enfrentamientos y derramamientos de sangre”, además se han desplazado en el área más de 2.000 uniformados de la Policía Nacional de Israel para resguardar el orden público en las calles.

A la par, se han evacuado varias urbes palestinas dentro de la Puerta de Damasco para no correr riesgos. “Desde ayer, pedimos que los comercios cierren sus puertas antes de las 4:00 de la tarde (dos horas antes de la marcha) para evitar daños o altercados con los manifestantes”, destacó Bar Lev durante una rueda de prensa.

Recordemos que la última marcha nacionalista del pasado 10 de mayo desató la peor escalada violenta entre el Ejercito de Israel y la milicias palestinas de resistencia en la Franja de Gaza, con una ola de enfrentamientos aéreos que duraron 11 días y que apagaron la vida de 255 palestinos, entre ellos 66 niños y 44 mujeres, además de 13 israelíes.

Otras Noticias