Arranca un nuevo año escolar en Myanmar: sin maestros ni estudiantes

Se cumplen cuatro meses del fatídico golpe de Estado militar.
miércoles, 2 de junio de 2021 · 21:15

La junta militar de Myanmar ordenó reabrir todos los centros educativos del país para dar inicio oficialmente a lo que será el nuevo año escolar 2021. Por primera vez en cuatro meses, los colegios e institutos de educación básica, primaria y secundaria han vuelto a recibir al estudiantado, en una fecha marcada por una huelga de docentes y una bajísima afluencia de estudiantes.

Según la Federación de Maestros del país sudasiático, citado por el portal de la desobediencia civil, de los más de 900.000 niños y adolescentes que fueron matriculados por sus padres y representantes el pasado mes de mayo, apenas un 10% asistió a las aulas de clases el martes (cuando se inauguró el año escolar), un equivalente a 90.000 estudiantes, informó el Myanmar Now.

Las ciudad de Yangon, la más grande del país, no abrió las escuelas.

“Esta bajísima participación estudiantil podría deberse a distintos factores como la violencia generalizada que continúa latente en las calles, las intensas protestas que casi siempre terminan en altercados con la policía y la pandemia del coronavirus que también aqueja a la población birmana”, indicó uno de los docentes que asistió el martes a dar clases en la ciudad de Mandalay, epicentro de la violencia y las manifestaciones antigubernamentales.

Muchos maestros que no se sumaron al paro asistieron el martes a dar clases a los recintos educativos, pero al ver que no llegaron, volvieron a sus casas antes de iniciarse el toque de queda.

La comitiva docente fue una de las primeras en sumarse a la iniciativa de desobediencia civil, el pasado 1 de febrero, cuando la junta militar derrocó al Gobierno constitucional de Myanmar, elegido democráticamente en las urnas. Desde entonces, unos 200.000 profesores y maestros han decidido no volver a impartir clases, como medida de protesta para exigir el regreso de la democracia. 

Un 5% de los maestros birmanos no se sumó al paro nacional.

¿Qué dejaron los cuatro meses del golpe?

Lamentablemente, desde que el ejército birmano se sublevó contra el Gobierno y destituyó a la expresidenta Aung San Suu Kyi, más de 800 personas han perdido la vida durante las protestas pacíficas, más de 2.000 birmanos han resultado heridos y cerca de 4.000 permanecen detenidos en recintos penitenciarios de la nación, según datos de una organización pro Derechos Humanos que opera en la región.

Otras Noticias