El anonimato le cuesta caro a Banksy porque perdió los derechos de otras dos obras

La justicia europea le arrebató la propiedad intelectual de seis de sus pinturas más célebres.
miércoles, 23 de junio de 2021 · 19:00

La identidad de Banksy es sin lugar a dudas uno de los secretos mejor guardados de los últimos tiempos, un sello indiscutible de su abrumadora fama y una de las características más particulares del famoso, pero anónimo, artista callejero.

Sin embargo, el tan apreciado anonimato, que tanto protege el muralista británico, le ha costado bastante caro a su amplio repertorio de creaciones, ya que, esta semana, ha vuelto a perder la propiedad intelectual de otras dos de sus más célebres piezas.

Luego de meses de una larga disputa, la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) ha resuelto privar a Banksy de la propiedad de las obras: “Radar Rat” (Radar Rata, en español) y “Girl with an Umbrella” (Chica con paraguas), debido a la negativa del fresquista de revelar su identidad.

Radar Rat, la nueva obra perdida de Banksy.

Según el portal británico The Telegraph, el panel de jueces decidió fallar a favor de la empresa británica Full Color Black y desconocer la demanda interpuesta por Banksy desde el año 2019 por “recrear sus obras en tarjetas de felicitaciones para la venta comercial”. Los alegatos del jurado se basan en la “falta de identidad”, ya que, en su opinión, el autor de las obras no puede declararse el propietario de las mismas “sin pruebas que lo demuestren”

 

Una larga lucha sin victorias para Banksy

Esta no es la primera vez que la justicia europea veta los intentos de Banksy por proteger los derechos de sus obras, porque hasta el momento el jurado le ha privado de la propiedad de seis de sus lienzos. 

"Bomb Hugger", otra de las obras que ya no le pertenecen a Banksy.

El primero de ellos fue en el año 2019, con la famosa obra conocida como “Flower Thrower” (el lanzador de flores), que como su nombre lo indica muestra a un joven arrojando un ramillete de flores al aire, un grafiti que realizó justo en el marco del Día de San Valentín.

Otra de las piezas contestatarias que ya no le pertenecen a Banksy es “Laugh Now But One Day We'll Be In Charge” (Ríete ahora, pero algún día estaremos a cargo), una imagen que muestra a un mono con  un cartel colgando del cuello, en claro rechazo al sistema capitalista y neoliberal que reina en el mundo. 

En respuesta a la arbitraria decisión, los abogados defensores del fresquita publicaron en el portal web oficial del creador anónimo un comunicado en rechazo a la sentencia y donde se acusa al organismo de permitir el fraude y el plagio de las obras de Banksy