Cacería política en Nicaragua: el régimen sandinista detiene a otro líder opositor

Ortega califica de “criminales golpistas" a los políticos disidentes detenidos.
sábado, 26 de junio de 2021 · 16:00

Intenso fin de semana en Nicaragua: un nuevo líder de la oposición ha sido detenido hace apenas unas horas por la policía nicaragüense. Se trata de Pedro Joaquín Chamorro Barrios, hijo de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997) y hermano de la candidata presidencial y también arrestada, Cristiana Chamorro.

El político disidente fue aprehendido en horas de la madrugada en su residencia en la ciudad de Managua, capital del país, bajo el argumento de desestabilización política e intento de golpe de Estado. Con la detención de Chamorro ya son 20 los líderes opositores detenidos en Nicaragua en lo que va del mes de junio

Entre los 20 detenidos hay cinco precandidatos presidenciales.

Todos los detenidos han sido puestos bajo la orden de la justicia amparándose en la polémica “Ley de Soberanía Nacional”, una normativa constitucional aprobada por la mayoría sandinista del Senado de la República, que le otorga al Gobierno la potestad legal de detener a “desestabilizadores” bajo el cargo de “traición a la patria”, revocándoles sus derechos políticos y privándolos de ejercer cargos públicos.

Esta cruenta arremetida del gobierno sandinista de Daniel Ortega contra las filas opositoras nicaragüenses se da a escasos cinco meses de que se realicen las elecciones presidenciales en Nicaragua, pautadas para el próximo 7 de noviembre, y en las que el mandatario opta por su cuarta reelección. 

Organizaciones sociales rechazan la persecución política. 

 

La justificación del Gobierno de Ortega 

La controvertida respuesta del presidente Daniel Ortega para justificar la gigantesca oleada de detenciones en Nicaragua ha generado indignación a nivel internacional, ya que el ejecutivo considera que los opositores detenidos no son “políticos presos”, por el contrario, el mandatario los cataloga como “criminales golpistas” que solo buscan derrocarlo del poder.

El líder político nicaragüense gobierna el país desde el año 2007, y de continuar estos arrestos arbitrarios, lo hará por los próximos cinco años, porque la bancada opositora se está quedando sin elementos fuertes para inscribirse a los comicios.

Otras Noticias