Los talibanes reprimieron una protesta pacífica que defendía la bandera nacional de Afganistán

Con el ascenso al poder del grupo insurgente, la bandera tricolor se ve cada vez menos.
miércoles, 18 de agosto de 2021 · 09:30

Cientos de personas marcharon en la ciudad de Jalalabad, en el norte de Afganistán para defender la bandera nacional que fue reemplazada por la del Emirato Islámico proclamado por los talibanes. El grupo insurgente ahora en el Gobierno reprimió la protesta.

En las imágenes difundidas por la agencia Pajhwok Afghan News se ve a cientos de personas que caminan vigorosamente mientras proclaman consignas y ondean la bandera tricolor del país asiático. Insignias de gran tamaño eran también sostenidas y acarreadas por varias personas.

Fuente: (World NBC)

No obstante, las muestras de júbilo fueron interrumpidas por disparos al aire presuntamente perpetrados por los talibanes. El caos se apoderó de las calles de la ciudad y la manifestación se disolvió. Hasta ahora, se reportaron tres muertos y varios heridos, según la prensa internacional.

El pabellón nacional fue reemplazado, en gran parte, por la bandera blanca con la inscripción de la declaración de fe islámica de los talibanes, como se vio ayer en la conferencia de prensa.

Jalalabad, capital de la provincia de Nangahar, fue una de las últimas ciudades en caer en manos de los talibanes y, ahora, donde se registró la primera protesta masiva. No obstante, también se llevó adelante una manifestación similar en Khost (este de Afganistán).

 

Las niñas vuelven a la escuela

Vestidas con túnicas negras, hiyab blanco (el velo que tapa el pelo, no la burka que cubre la cara) y barbijo, las niñas de Herat volvieron a las aulas. "Queremos progresar como otros países. Y esperamos que los talibanes mantengan la seguridad. No queremos la guerra, queremos la paz en nuestro país", afirmó una de las estudiantes a la agencia AFP.

Herat, una ciudad ubicada a unos 150 kilómetros de la frontera con Irán, siempre fue mucho más cosmopolita en comparación con otras localidades y regiones más conservadoras del país. Usualmente las niñas y las mujeres adultas caminan con más libertad que en otras zonas de Afganistán.

"Nuestras queridas estudiantes vienen numerosamente a clase, usando el hiyab islámico. Los exámenes continúan", afirmó la directora Basira Basiratkha.

Sin embargo, con la toma del poder por parte de los talibanes, se temía (y aún se teme) que este grupo vuelva a imponer su interpretación radical de la sharía (ley islámica) como hicieron cuando gobernaron entre 1996 y 2001. En ese entonces, prohibieron a las mujeres estudiar y trabajar.

El retorno de hoy a las aulas es un alivio, pero la directora de aquella escuela en Herat se mostró cautelosa al afirmar que estaba “agradecida con Dios” por poder reabrir tan rápidamente el centro de estudios.

Otras Noticias