BRASIL

El Tribunal Superior Electoral de Brasil investigará a Bolsonaro por ataques al sistema de votación

El presidente emprendió una campaña para deslegitimar la transparencia del voto electrónico.
lunes, 2 de agosto de 2021 · 21:38

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil abrirá una investigación sobre el residente Jair Bolsonaro por sus dichos en detrimento de la seguridad y fiabilidad del actual sistema electoral del país. Con esa estrategia, ha intentado sembrar desconfianza en la población, anticipando supuestos fraudes que podrían ocurrir en las próximas elecciones.

Las autoridades del TSE del país vecino también solicitaron a la Corte Suprema que investigue si Bolsonaro cometió un delito al difundir falsa información sobre el sistema de voto electrónico, mecanismo a través del cual él mismo fue electo como presidente.

La Justicia de Brasil tomó con seriedad esta campaña de deslegitimación institucional que emprendió el mandatario y la considera una verdadera amenaza a la democracia. Cabe señalar que el propio Bolsonaro anticipó en reiteradas ocasiones su intención de suspender las elecciones de 2022 si no se realizan modificaciones en el sistema de votación.

El domingo, miles de simpatizantes de Bolsonaro marcharon para exigir cambios en el sistema electoral. 

 

Exfuncionarios en defensa del voto electrónico

La amenaza antidemocrática de Jair Bolsonaro es tal que todos los expresidentes del TSE y los actuales funcionarios firmaron en conjunto una nota sin precedentes en Brasil. Allí subrayaron que “jamás se documentó un episodio de fraude en las elecciones” en los 25 años que lleva vigente el sistema de voto electrónico.

Asimismo señalaron que todos los pasos que requiere la organización de los comicios desde la elaboración del programa hasta la divulgación de los resultados, son auditados por la Procuradoría General de la República, la Orden de los Abogados de Brasil, los partidos políticos, las universidades y otros organismos que son especialmente invitados a colaborar.

Por último, los exfuncionarios y los actuales miembros del TSE remarcaron que las urnas electrónicas no están conectadas en red, lo que impide que puedan ser invadidas o manipuladas de manera remota ya que no utilizan internet.