Joe Biden rindió homenaje a 13 soldados muertos en el atentado de Afganistán

El presidente y su esposa recibieron los cuerpos de las víctimas y se reunieron con las familias.
domingo, 29 de agosto de 2021 · 17:23

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, participó este domingo en un solemne acto conmemorativo por las víctimas del doble atentado suicida perpetrado en la ciudad de Kabul el pasado jueves, donde decenas de personas perdieron la vida, incluidos 13 soldados del ejército norteamericano.

Acompañado de su esposa, la primera dama Jill Biden, el mandatario estadounidense rindió los honores póstumos a los 13 soldados caídos en Kabul, en una ceremonia privada en la que participaron los familiares de las víctimas y los altos mandos militares del Ejército norteamericano. 

Biden se convirtió en el cuarto presidente en recibir los restos de los caídos por la invasión de Afganistán. 

Evidentemente conmovidos por lo sucedido, el presidente Biden y su esposa observaron en silencio el momento en que los restos de los militares eran trasladados desde el avión de la Fuerza Aérea hasta los coche fúnebre aparcados en el hangar de la base militar de Dover, en Delaware, donde comúnmente se realiza este acostumbrado ritual militar para dignificar a los caídos que mueren en el extranjero en cumplimiento de su misión.

Como es costumbre, los restos mortales de los 13 soldados caídos en Afganistán llegaron envueltos en la bandera de Estados Unidos, como símbolo del patriotismo estadounidense. El acto transcurrió de forma muy silenciosa, y como es costumbre, fue acompañada por un sacerdote que dirigió unas plegarias en honor a los fallecidos.

Los trece féretros serán trasladados a varias regiones del país, de donde eran originarios los soldados caídos. 

Tras culminar el evento, Biden no pronunció ningún discurso público frente a los medios, pero sí se reunió en privado con las familias de las víctimas del atentado en Kabul, que provenían de varios estados norteamericanos. Los detalles de esta reunión no trascendieron a la prensa. 

 

Trece familias de luto

Lamentablemente, todos los militares que perdieron la vida en Kabul el pasado jueves eran jóvenes de entre 20 y 30 años, que servían activamente a su país en la misión de evacuación masiva en Afganistán. Cinco de ellos apenas tenían 20 años de edad, es decir, que apenas tenían unos meses de vida cuando Estados Unidos decidió invadir el país de Oriente Medio, la misión militar más larga y costosa de la historia norteamericana.

Otros 18 soldados norteamericanos resultaron heridos tras la explosión en Kabul.

En un comunicado publicado el día sábado, Joe Biden calificó como “héroes valientes” a estos 13 jóvenes soldados norteamericanos, a quienes además, les agradeció por salvar cientos de miles de vidas. “Gracias a su valentía y desinterés, unas 117.000 personas han podido ser rescatadas de Afganistán en las últimas dos semanas”, reconoció el presidente.