Los Carabineros italianos interceptaron una carta con tres balas dirigida al Papa Francisco

La carta provendría de Francia y no tenía escrito el remitente, indicaron medios locales.
lunes, 9 de agosto de 2021 · 10:03

El cuerpo de Carabineros de Milán, en el norte de Italia, interceptó hoy una carta con una amenaza dirigida al papa Francisco. El contenido: tres balas y un mensaje. El caso está ahora bajo investigación.

Los trabajadores de clasificación postal de Peschiera Borromeo, una localidad cercana a Milán, encontraron extraña una de las misivas que llegaron y que iba dirigida al líder de la Iglesia Católica. De inmediato, llamaron a los Carabineros, quienes confirmaron la sospecha.

La fiscal adjunta de Milán, Alessandra Cerreti, autorizó la investigación sobre la carta encontrada en el centro de clasificación.

El diario local Corriere della Sera indicó que dentro del sobre habían tres balas de calibre de nueve milímetros y un mensaje que se refería al último escándalo del Vaticano, relacionado a turbias operaciones financieras. Al respecto de este caso, recientemente se inició un juicio contra varias personas, entre las que se encuentra el cardenal Angelo Becciu, duramente criticado por Francisco.

Por otro lado, el periódico italiano indicó que el destinatario de la misiva estaba escrito con lapicera y era casi ilegible, pero se alcanzaba a distinguir que decía: “Papa - Ciudad del Vaticano, Plaza S. Pedro en Roma". Por su parte, la agencia de noticias Adnkronos afirmó que la carta había sido enviada desde Francia.

 

Un sacerdote asesinado

Las autoridades de Francia informaron que un sacerdote católico fue asesinado en Saint-Laurent-sur-Sèvre, en el departamento de Vandea, al oeste del país. El presunto homicida, un hombre proveniente de Ruanda y solicitante de asilo que hace años vive en Francia, conocía al cura de 60 años.

Según declararon fuentes policiales a AFP, el religioso “acogía desde hace varios meses” al sospechoso, quien trabajó como voluntario en la iglesia. Después de asesinarlo, se entregó a la Policía, indicaron los medios. El ministro del Interior, Gérald Darmanin, envió su apoyo a los católicos franceses e informó que se dirigirá al lugar de los acontecimientos.

Los medios locales del país galo indicaron, por otro lado, que el ruandés incendió la catedral de San Pedro y San Pablo en Nantes (Alta Bretaña) en 2020. Desde entonces, se mantenía bajo libertad vigilada y estaba bajo control de la Justicia.