Se conoció qué partículas contaminantes tenían los lotes de vacunas de Moderna suspendidas en Japón

Las dosis habían sido fabricadas y envasadas por el laboratorio español Rovi.
miércoles, 1 de septiembre de 2021 · 12:29

El Ministerio de Salud de Japón informó hoy que los lotes de vacunas contra el coronavirus del laboratorio Moderna que fueron suspendidos contenían partículas de acero inoxidable. Estas, sin embargo, no representan un riesgo para la salud.

El análisis de un laboratorio independiente detalló que el metal hallado era “acero inoxidable del tipo 316”. Se cree que el material proviene de la “cadena de producción” del fármaco, según informó el laboratorio Takada, la compañía que distribuye la vacuna de la farmacéutica estadounidense en Japón.

Lo más probable, explicaron, es que los restos de acero se hayan mezclado en el inmunizante a partir de la fricción de las piezas de acero a causa de una falla técnica en la cadena de manufactura.

Los lotes afectados por problemas fueron tres, por lo que su uso fue suspendido en Japón.

El comunicado recuerda que este material se utiliza, por ejemplo, en válvulas cardíacas y prótesis articulares, entre otros dispositivos sanitarios, por lo que el material en sí mismo no representa un peligro para el paciente en caso de haber recibido la inyección.

"Tras una evaluación sanitaria efectuada por Moderna y Takeda, la escasa presencia de partículas de acero en las vacunas no representa un riesgo indebido para la seguridad de los pacientes y no afecta de forma adversa al perfil de riesgo y beneficio del producto", indicó el comunicado.

Se habían detectado partículas extrañas en 39 frascos, pero ya habían sido inoculadas 3.700 personas con estos lotes.

Por otro lado, se señaló que aún si pequeñas partículas de este material fueran inyectadas en el músculo, “podría producirse una reacción local, pero es poco probable que resulte en otras reacciones adversas”.

Aún así, para prevenir cualquier daño, los tres lotes problemáticos, que representaban 1,63 millones de dosis, fueron retirados de los vacunatorios donde habían sido distribuidos en el país. Estas inyecciones en particular habían sido producidas y envasadas por el laboratorio Rovi en España y solamente habían sido destinadas a Japón.

 

La vacunación en Japón

Después de haber tenido un inicio lento en su campaña de vacunación, el proceso se aceleró y, actualmente, el 42 % de la población japonesa tiene su esquema de inmunización completo, según la plataforma Our World in Data.

Este porcentaje sube al 57,6 % si se tiene en cuenta a las personas que recibieron al menos una dosis. Aún así, la cifra es bastante baja si se compara a Japón, la tercera economía del mundo, con otros países desarrollados.

Más de

Otras Noticias