Grecia: un horrible incendio calcina un campamento de refugiados en la isla de Samos

Autoridades no han reportado heridos ni fallecidos en el siniestro de hoy.
domingo, 19 de septiembre de 2021 · 23:58

Un voraz incendio se registró la noche de este domingo en el campamento para refugiados y solicitantes de asilo de la localidad de Vathy, en la isla mediterránea de Samos, al frente de las costas de Grecia, informó el Ministerio de Migración del país europeo.

Según el reporte oficial del Gobierno, las 300 personas que todavía residían en este centro para migrantes lograron salir ilesas del siniestro y el servicio de bomberos de la isla griega ha logrado contener casi en su totalidad las llamas. 

El incendio se desató por un cortocircuito en una de las precarias instalaciones eléctricas del campamento. 

No existe ningún peligro inminente para los refugiados del campamento de Vathy, porque el siniestro se desató en un zona que se encuentra abandonada. Más concretamente, en el área oeste de las instalaciones que ya fueron evacuadas entre el jueves y el viernes”, explicó el comunicado del Ministerio de Migración de Grecia.

Afortunadamente, no se reportaron heridos ni fallecidos, más allá de las pérdidas materiales. Sin embargo, los traumatizados migrantes huyeron aterrorizados por la magnitud de las llamas y la rapidez con la que se extendieron. Hace poco más de dos años, este mismo campamento de refugiados se incendió repentinamente y dejó casi un centenar de víctimas mortales y decenas de heridos.

La misiva del Ministerio de Migraciones de Grecia aseguró que todas estas personas serán trasladadas el día de mañana al nuevo centro para migrantes que se inauguró ayer en la isla griega de Samos. 

Autoridades denuncian las precarias condiciones en la que viven los refugiados de Samos.  

 

Nuevo campamento de refugiados

De acuerdo con la reseña del portal Digital Journal, el recién inaugurado campo de refugiados de Samos posee unas instalaciones de 12 mil metros cuadrados, tiene canchas de básquet, fútbol, áreas de juegos para niños y casas individuales o pabellones generales con capacidad de albergar a unas 3.000 personas.

No obstante, organizaciones defensoras de los derechos humanos han alertado que este centro será muy similar a una “prisión al aire libre”, ya que las puertas de acceso y salida están militarizadas, los muros tienen alambres de púas, hay cámaras de seguridad para monitorear a los migrantes y sistemas de escáner de rayos equis, para detectar metales. Además, dentro del recinto habrá un ala de detención de migrantes para los extranjeros que se les niegue el asilo y deban esperar a ser deportados a sus países. 

Fuente: (Euronews)

Otras Noticias