Espeleólogos revelaron qué hay en el misterioso y temido Pozo del Infierno en Yemen

La cueva es protagonista de antiguas leyendas del empobrecido país árabe.
jueves, 23 de septiembre de 2021 · 10:38

Un grupo de espeleólogos descendió a las entrañas del legendario Pozo del Infierno en Yemen para descubrir sus secretos y ver, de una vez por todas, si es tan temible como siempre se creyó. Por lo pronto, no hallaron nada sobrenatural.

Los ocho expertos viajaron desde el vecino Omán hasta el país más pobre de la Península Arábiga para descender hacia la aventura “por pasión”.  "Nos pareció que este proyecto iba a revelar una nueva maravilla y parte de la historia de Yemen", dijo Mohamed al Kindi, profesor universitario de geología, a la agencia AFP.

El Pozo del infierno es un agujero oscuro de 30 metros de ancho que hace de entrada a una cueva de unos 112 metros.

No obstante, no encontraron nada extraordinario. En lugar de jinns (seres sobrenaturales) y olores extraños, vieron rocas, serpientes, perlas de las cavernas verdes y grises, y animales muertos.

Los espeleólogos sustrajeron varias muestras de rocas, agua, tierra y de algunos de los animales que estaban muertos para analizarlos y luego publicar un informe al respecto.

Fuente: (AFP).

Las expectativas por el descenso al fondo del Pozo del Infierno eran muy grandes, puesto que nunca antes se había hecho, como explicaron las autoridades de Yemen a la agencia francesa. "Entramos en el pozo. Llegamos a más de 50 o 60 metros de profundidad y sentí cosas extrañas en el interior. Es muy misterioso", indicó Salah Babhair, director general del ente encargado del análisis geológico y los recursos minerales.

Las leyendas sobre el temido Pozo del Infierno se arrastran desde hace siglos en Yemen. Se cree que los jinns viven en su interior. Por ello, la mayoría de las personas evita pasar cerca de él e, incluso, no lo nombran por temor a que traiga mala suerte. Lo cierto es que los yemeníes no necesitan más desgracias.

 

Un país en guerra

Yemen es uno de los países más pobres del mundo y, desde el 2014, arrastra una guerra civil (entre el Gobierno y los rebeldes hutíes) en la que también intervienen potencias regionales como Irán y Arabia Saudí. Como consecuencia de los años de imparable conflicto, el país padece la peor crisis humanitaria del planeta: el 80 % de la población sobrevive gracias a la ayuda internacional.

"Estamos literalmente mirando a 16 millones de personas avanzando hacia la inanición", alertó ayer el director del Programa de Alimentos de las Naciones Unidas, David Beasley. Por ello, la organización internacional pidió a los países ricos aumentar sus donaciones.

Así, Estados Unidos se comprometió a destinar 290 millones de dólares, mientras que la Unión Europea agregará otros 130 millones de dólares, con lo que su aporte para este año será de 245 millones. No obstante, pese a los nuevos compromisos todavía faltan unos mil millones de dólares para garantizar la ayuda a los yemeníes.

Más de

Otras Noticias