Canadá y China intercambian presos: la directora de Huawei por un diplomático y un empresario

La liberación cruzada fue bautizada por la prensa como “diplomacia de rehenes”.
sábado, 25 de septiembre de 2021 · 12:39

La directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, llegó hoy a China después de pasar tres años detenida en Canadá. Por su parte, el exdiplomático Michael Kovrig y el empresario Michael Spavor, ambos canadienses, hicieron el viaje inverso y arribaron también hoy al país de América del Norte.

Meng fue recibida con honores en el aeropuerto de Shenzhen, en el sur del país asiático. "China, he vuelto. Gracias a todos por apoyarme durante este tiempo. Estamos todos juntos, la madre patria es el respaldo de todos nosotros los chinos”, afirmó al arribar.

Meng agradeció al pueblo chino y al presidente Xi Jinping por “los esfuerzos realizados” para asegurar su regreso.

La vocera de la Cancillería, Hua Chunying, calificó el caso de Meng como parte de una “persecución política” para “reprimir a las empresas tecnológicas chinas”. Por ello, Pekín quiere mostrar el regreso de la hija del fundador del gigante tecnológico como un triunfo nacional.

Meng fue arrestada en diciembre de 2018 en Canadá a pedido de Estados Unidos, que solicitaba su extradición al acusarla de fraude bancario. Tras su detención fue puesta en régimen de libertad condicional y vivió desde entonces en una mansión en Vancouver. Ayer fue finalmente liberada luego de un acuerdo con Washington.

La empresaria admitió haber dado falso testimonio a autoridades del banco HSBC sobre las actividades de Huawei en Irán.

 

El retorno de los “Michaels”

Kovrig y Spavor, conocidos como los “Michaels”, no tuvieron la misma fortuna. Aunque China siempre desmintió que su arresto por sospechas de espionaje haya sido en represalia por la detención en Meng, lo cierto es que sucedió días después que el de la empresaria.

Desde entonces, según la prensa canadiense, estuvieron presos en una celda donde se mantenían las luces encendidas las 24 horas del día y solo pudieron recibir visitas limitadas por parte del personal del Consulado canadiense.

Hoy llegaron finalmente a Canadá, donde fueron recibidos por el primer ministro, Justin Trudeau. Ayer, afirmó: “Estos dos hombres han vivido durante más de 1.000 días una terrible experiencia. Han demostrado determinación, gracia y resistencia en cada paso y son una inspiración para todos nosotros".

Kovrig y Spavor arribaron hoy al aeropuerto de Calgary, al oeste del país.

La liberación cruzada puso fin a tres años de una inédita crisis diplomática entre China y Canadá. Para el exembajador canadiense en el país asiático, Guy Saint-Jacques, las relaciones entre ambos países no volverán a ser las mismas, pero al menos los resultados de la “diplomacia de rehenes” se traducen en que haya “una espina menos”.

Otras Noticias