Por orden de Biden, todos los trabajadores federales de Estados Unidos deberán estar vacunados

La situación sanitaria en parte del país norteamericano volvió a empeorar por la variante Delta.
jueves, 9 de septiembre de 2021 · 14:44

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenará que todos los trabajadores y contratistas del Gobierno Federal se vacunen contra el coronavirus. La medida y sus detalles serán anunciados esta tarde.

De esta manera, los empleados federales ya no podrán optar por realizarse tests frecuentemente. El mandatario demócrata intentará con esta nueva disposición aumentar la protección de los estadounidenses frente a la variante Delta del coronavirus.

Según informaron fuentes cercanas, la Casa Blanca anunciará una nueva estrategia de “seis puntas”.

 

La situación epidemiológica en Estados Unidos

La decisión de Biden llega en momentos en que dos cosas suceden simultáneamente en Estados Unidos: la vacunación está relativamente estancada debido a la reticencia de una parte importante de la población a inocularse y a que los hospitales de algunos estados están desbordados por pacientes de coronavirus.

La cantidad de personas completamente vacunadas en Estados Unidos es menor que la de otros países desarrollados.

Estados Unidos jamás tuvo problemas de acceso a los inmunizantes contra el coronavirus ni desafíos de logística. Aún así, solo el 64.4% de los mayores de 18 años recibieron la vacuna en el país.

Por otro lado, la situación hospitalaria en algunos estados republicanos es delicada. En Texas, por ejemplo, los hospitales de Houston y otras ciudades importantes están tan llenos de pacientes con coronavirus (además de otras enfermedades) en estado grave que los hospitales rurales no pueden derivar a pacientes, pese a que no están preparados para atender cuadros complejos de cualquier dolencia.

"Diría que cada día de esta semana hemos tenido una situación que no termina bien y deriva en la muerte del paciente", explicó a la agencia AFP John Henderson, presidente de la Organización de Hospitales Rurales y Comunitarios de Texas.

Después de pasar la ola más mortífera de la pandemia durante los últimos días del Gobierno de Donald Trump, gracias al despliegue de la campaña de vacunación, Estados Unidos pudo bajar los casos y muertes diarias. Sin embargo, la variante Delta (sumamente contagiosa) cambió esta tendencia.

Pero la mutación no solo empeoró los números sanitarios sino también las cifras de popularidad de Biden. El demócrata, inmerso en varias crisis a la vez (la de Afganistán, entre ellas), vio su aceptación descender por debajo de los 50 puntos por primera vez desde el comienzo de su mandato.

Además, como la variante Delta volvió a causar resquemor por las consecuencias en la economía, la proporción de quienes valoran positivamente su gestión de la pandemia pasó del 62% al 52% ahora.