Brasil

La Justicia brasilera multó al partido de Bolsonaro por el pedido de anular votos

El tribunal electoral afirmó que la denuncia fue hecha de "mala fe".
jueves, 24 de noviembre de 2022 · 11:46

El tribunal electoral de Brasil rechazó el pedido del partido de Jair Bolsonaro de anular los votos de la elección que ocurrió a finales del mes pasado y le cobró una multa de 4,3 millones de dólares por haber iniciado medidas legales de “mala fe”. El expresidente de la nación vecina había exigido que se cancelen los votos de algunas máquinas de votación electrónica al alegar que había habido fraude.

Alexandre de Moreaes rechazó la petición del partido de Bolsonaro.

La razón que dio Alexandre de Moraes, presidente del Tribunal Superior Electoral de Brasil, fue que el partido Liberal inició una denuncia “ostensiblemente ofensiva al Estado democrático de derecho, con el propósito de alentar movimientos delictivos y antidemocráticos que, incluso, con graves amenazas y violencia, han venido obstruyendo carreteras y calles en todo el país.

La denuncia afirmaba en sus 33 páginas que había un error en el software de la mayoría de los aparatos utilizados para sufragar en las últimas elecciones de Brasil, lo que podría dificultar la identificación de los votos al no poseer números individuales. Esto debería invalidar todos los votos computados por estas máquinas, dándole a Bolsonaro el 51% de los restantes.

El pedido fue realizado por Marcelo de Bessa y Valdemar Costa.

No obstante, los expertos no coinciden con esa apreciación porque las fallas de las máquinas no comprometería los resultados. “Los datos más importantes, que son los votos, no están en los archivos de bitácora; están en otros archivos y no se mencionó una supuesta irregularidad en relación con esos datos”, sostuvo Diego de Freita Aranha, profesor en Ciencias de la Comunicación de la universidad de Aarhus, a la BBC.

 

De dónde viene la supuesta “Mala Fe”

Una de las razones por la que indican que el partido liberal actuó de mala fe es que Alexandre de Moraes había afirmado que harían una investigación siempre y cuando el partido presente un informe que incluya los resultados de la primera vuelta, en la que habían ganado una mayoría en los escaños de ambas cámaras del Congreso de la nación vecina, tras alegar que si las máquinas no funcionaban para el balotaje, tampoco lo habían hecho en la elección original, por lo cual se debería repetir todo el proceso.

El problema estaría en las máquinas que se usan para votar.

Sin embargo, desde el liberalismo se negaron a dar esta información. “La absoluta mala fe de la extraña e ilícita petición del demandante quedó demostrada, tanto por la negativa a enmendar la petición inicial como por la total ausencia de evidencia alguna de irregularidades y la existencia de una narrativa totalmente fraudulenta de los hechos”, sentenció De Moraes en su fallo.

Otras Noticias