Malta

El papa Francisco desliza que podría viajar a Ucrania: “Está sobre la mesa”

Tanto el presidente ucraniano como el alcalde de Kiev lo habían invitado al país en guerra.
sábado, 2 de abril de 2022 · 08:48

El papa Francisco aterrizó hoy en la isla europea de Malta, pero antes hizo una declaración esperanzadora para los ucranianos. Durante el vuelo, uno de los periodistas que lo acompañan le preguntó si estaba considerando la invitación que le hicieron desde Ucrania para visitar Kiev.

“Sí, está sobre la mesa”, respondió el Sumo Pontífice. Tanto el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, como el alcalde de la capital, Vitali Klitschko, habían invitado al papa Francisco a viajar hasta la capital para mostrar proximidad y solidaridad con los habitantes del país en guerra con Rusia.

El papa Francisco a bordo del avión hacia Malta.

La última vez que conversaron por teléfono, el 22 de marzo, Zelenski le aseguró al papa Francisco que él era el “invitado más esperado en el país”.

Por su parte, el líder de la Iglesia Católica le respondió que se encontraba "rezando y haciendo todo lo posible para poner fin a la guerra, provocada tras la invasión de Rusia".

El papa Francisco aborda el avión que lo llevaría a Malta; accedió y bajó en ascensor por un problema en las rodillas.

 

Un discurso contra la guerra

Aunque el papa Francisco se refirió a la corrupción y a la migración (un tema sensible en el país) frente a las autoridades de Malta en la sede de la Presidencia, el líder religioso hizo especial hincapié en la guerra en Ucrania.

"Pensábamos que las invasiones de otros países, los brutales combates en las calles y las amenazas atómicas fueran oscuros recuerdos de un pasado lejano", lamentó Francisco, quien, sin dar nombres, hizo una clara referencia al presidente ruso, Vladimir Putin.

El papa Francisco en su llegada a Malta.

"Una vez más algún poderoso, tristemente encerrado en las anacrónicas pretensiones de intereses nacionalistas, provoca y fomenta conflictos", sentenció. Sin embargo, remarcó que esta es una guerra que se alimenta desde hace tiempo con grandes inversiones y comercio en el área armamentística.

En este sentido, afirmó que es necesario volver a organizar conferencias internacionales por la paz donde el tema central sea el desarme. “Que los cuantiosos recursos que siguen siendo destinados a los armamentos —indicó el papa— se empleen en el desarrollo, la salud y la alimentación".