Agujero negro

Sagitario A*: qué se necesitó para fotografiar el agujero negro en el corazón de la Vía Láctea

La imagen fue creada a partir de millones de datos que fueron traducidos en miles de fotografías.
miércoles, 25 de mayo de 2022 · 03:00

El pasado 12 de mayo, el proyecto Telescopio Horizonte de Sucesos dio a conocer la primera imagen de Sagitario A*, el agujero negro que se encuentra en el centro de la Vía Láctea. Sin embargo, para que el mundo pudiera verlo, se necesitaron años de trabajo, millones de datos, 10.000 fotografías y decenas de científicos trabajando en simultáneo.

Lo más importante para que los ojos humanos pudieran ver el agujero negro fue la cooperación internacional. Ocho observatorios ubicados en distintas partes del mundo se transformaron, gracias a supercomputadoras, en un único telescopio virtual que tiene el tamaño de la Tierra. El 7 de abril de 2017, todos apuntaron, a su turno, al fenómeno astronómico llamado Sagitario A*.

El Atacama Large Millimeter Array, el mayor proyecto astronómico del mundo y que está ubicado en Chile, es parte del Telescopio Horizonte de sucesos.

Durante diez horas seguidas, el Telescopio Horizonte de Sucesos acumuló datos. Millones de datos. Durante los años siguientes, tuvieron que armar y rearmar algoritmos para poder crear la imagen del agujero negro a partir de la información recibida, pero esto no fue fácil.

 

Los problemas de captar la imagen

Un agujero negro en sí mismo no puede verse porque es un objeto cuya fuerza gravitatoria es tan grande que nada, ni siquiera la luz, puede escapar. Lo que se ve es el plasma que da vueltas a su alrededor. El mayor problema que presentó Sagitario A* fue su pequeño tamaño y los 27 mil años luz que lo separan de la Tierra.

La comparación entre las imágenes de Sagitario A* (izquierda) y de M87* (derecha).

Es que, aunque la masa de este agujero negro es cuatro millones de veces mayor que la del Sol, es chico comparado con el otro agujero negro que pudo fotografiarse: el M87*, cuyo tamaño es mayor que el Sistema Solar entero.

Así, mientras que el plasma alrededor del M87* tarda entre días y semanas en dar una vuelta completa, en el caso de Sagitario A*, la órbita se completa en unos pocos minutos. En palabras del científico Chi-kwan Chan, fotografiarlo es como tratar de sacar una foto nítida de un cachorro que da vueltas mientras persigue su cola. Ahora, el objetivo de los expertos es fotografiar más agujeros negros y ya están en la búsqueda de candidatos.