Armadillos

Los humanos prehistóricos habrían influido en la extinción de los armadillos gigantes

Un estudio que analizó los restos de estos animales hallados en Venezuela llegó a esa conclusión.
sábado, 25 de junio de 2022 · 03:00

Un equipo internacional de científicos cree que los antiguos seres humanos podrían haber influido en la desaparición de los armadillos gigantes hace más de 11 mil años. Los científicos argentinos, suizos, venezolanos, brasileños y británicos llegaron a esta conclusión después de analizar seis cráneos encontrados en Venezuela.

Los restos de estos seis armadillos gigantes, llamados gliptodontes, tienen una antigüedad de entre 19.810 años y 15.780 (del más viejo al más reciente) y fueron encontrados en los sitios arqueológicos de Muaco y Taima- Taima. A través de una tomografía computarizada, los científicos pudieron ver los rastros de la acción humana sobre estos animales.

La ubicación de los lugares donde se encontraron los restos de los gliptodontes.

En cuatro de los cráneos de los armadillos gigantes, los investigadores hallaron daños en la región del lóbulo parietal y nasal, zonas donde el caparazón es bastante fino.

Como los restos evidencian un patrón de ruptura que se repite en esta área, pero que no se ve en otras áreas igual de frágiles y que deberían haber sido afectadas por efectos mecánicos “post mortem”, los científicos concluyeron que la muerte de los animales fue violenta y que se debió a técnicas de caza de humanos con herramientas como palos y piedras.

Los cráneos que fueron analizados.

Los autores del estudio deslizan la hipótesis que, a causa de su gran masa (podían llegar a pesar hasta 380 kilos) y lentitud de movimientos, este ejemplar de megafauna debería haber sido una presa deseable para los antiguos habitantes del continente americano, tanto que podrían haber estado involucrados en su extinción. Este estudio, al menos, certifica una de las pocas pruebas de que el hombre y los gliptodontes interactuaron fuera de la región patagónica.

 

Los armadillos gigantes

Los armadillos gigantes se originaron en el sur del continente americano durante el Pleistoceno y luego migraron hacia el norte. Sus restos fueron encontrados en los territorios de varios países de América del Sur, aunque también se descubrieron restos en Guatemala y una especie emparentada con estos animales fue hallada en el sur del actual Estados Unidos.

El fósil de un gliptodonte.

Se caracterizaba por tener un gran caparazón óseo redondeado y extremidades agazapadas. Los restos encontrados indican que llegaron a medir 3,3 metros de longitud y 1,5 metros de altura, y pesaron más de dos toneladas. Se calcula que se extinguieron hace unos 11 mil años.

Otras Noticias