Moderna

Moderna denunció a Pfizer y BioNTech por “infringir” su patente en el diseño de la vacuna anti-Covid

Los fármacos creados por estos laboratorios están basados en la tecnología de ARNm.
viernes, 26 de agosto de 2022 · 11:41

La farmacéutica estadounidense Moderna denunció a la dupla germano-estadounidense Pfizer y BioNTech por, presuntamente, haber infringido la patente de ARNm (ARN mensajero) que la compañía presentó originalmente la década pasada y que, en los últimos años, se usó para desarrollar la vacuna contra el coronavirus.

"Presentamos estas demandas para proteger la innovadora plataforma de tecnología de ARNm en la que fuimos pioneros, en la que invertimos miles de millones de dólares para su creación y que patentamos durante la década anterior a la pandemia de coronavirus", aseveró Stéphane Bancel, director ejecutivo de Moderna. La directora legal del laboratorio, Shannon Thyme Klinger también se pronunció en esta línea.

Frascos de la vacuna contra el coronavirus de Moderna y de Pfizer/BioNTech.

“Creemos que Pfizer y BioNTech copiaron ilegalmente los inventos de Moderna y continuaron usándolos sin permiso”, indicó y agregó que la empresa esperaba que los otros dos laboratorios realicen una compensación por el uso continuado de las tecnologías patentadas por aquella en los países que no pertenecen al grupo de 92 Estados de ingresos bajos y medios que están dentro de la iniciativa COVAX.

 

Por qué ahora

Moderna explicó que en octubre de 2020 se había comprometido a no reclamar sus derechos por las patentes relacionadas al coronavirus mientras continuara la crisis por la pandemia. En marzo de 2022, según indica en su comunicado, la compañía actualizó este compromiso al afirmar que no reclamaría en ninguno de aquellos 92 países.

Fuente: (Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health)

Para marzo de este año, la situación sanitaria mundial había cambiado. “La lucha colectiva contra el coronavirus entró en una nueva fase y el suministro de vacunas dejó de ser una barrera para el acceso en muchas partes del mundo”, señala la nota y agrega: “(Moderna) esperaba que empresas como Pfizer y BioNTech respetaran sus derechos de propiedad intelectual y considerarían una licencia comercialmente razonable en caso de solicitarla para otros mercados", pero no lo hicieron.

Entonces, la farmacéutica estadounidense asegura que no pretende que se retire del mercado la vacuna “Cominarty” (el nombre comercial del fármaco de la dupla) ni compensaciones económicas por las ventas en los 92 países del programa Covax. Todavía no se sabe cuáles son exactamente las compensaciones que se exigen, pero sí se aclara que los reclamos se limitan al período posterior a marzo de este año. Pfizer y BioNTech todavía no emitieron ningún comunicado al respecto.

Otras Noticias