Medioambiente

Cómo el cambio climático hace que crezcan algas tóxicas en todo el mundo

Esta situación se transformó en un problema medioamiental que afecta a gran parte de los sistemas fluviales del planeta.
jueves, 12 de enero de 2023 · 12:39

Las algas tóxicas son un problema que golpea con dureza a varios sectores del mundo, que ven ecosistemas enteros afectados por el crecimiento de estas plantas en cuerpos de agua. Y estas pueden resultar tóxicas para los animales y plantas que viven en las cercanías. Si bien estas situaciones están más relacionadas con el mar y los deltas donde el agua de varios sistemas fluviales se acumulan, en los últimos años, varios lagos y ríos en todo el mundo se vieron afectados por este inconveniente.

Las algas fueron causantes de la muerte de 200 lobos marinos en la costa oeste de los Estados Unidos en el 2015.

Originalmente, este crecimiento de las algas viene luego de que agua rica en nutrientes, especialmente aquellos relacionados con nitrógeno y fósforo en los campos, termina diseminada por varios lugares debido al ciclo de la lluvia. Uno de los casos de expansión de esta planta tóxica más conocidos ocurrió en la costa oeste de los Estados Unidos, cuando empezaron a notar que la población de lobos marinos sufría problemas de intoxicación, lo que hizo que fallecieran 200 de estos animales y casi 2000 kilos de almejas en un solo día.

Es más común que en los deltas se den estas situaciones, porque es el punto donde el agua, que está llena de nutrientes que provienen de las granjas tierra adentro, drenan el mar de manera acumulada. No obstante, la información que dan los científicos es que los cuerpos de agua se encuentran cada vez más empantanados por el crecimiento de algas en sus terrenos. 

La proliferación de algas en el lago Erie ocupaba tanto territorio como la ciudad de Nueva York.

El peor de estos crecimientos en un territorio alejado del mar fue en el lago estadounidense de Erie, donde una colonia de plantas de este estilo creció de manera acelerada hasta cubrir el equivalente en territorio a la ciudad de Nueva York. Debido a esto, se prohibió tomar agua proveniente de este reservorio, lo que afectó al suministro de casi medio millón de personas que no podían ni siquiera lavarse los dientes.

 

La solución

No obstante el panorama, y a pesar de que parece desalentador, podrían aplicarse algunas prácticas diferentes. La principal es rearmar territorios de llanuras aluviales y plantar más árboles, para que estos puedan atrapar los nutrientes y el fósforo antes de que lleguen al sistema de ríos.

La creación de llanuras aluviales podría ser una forma de frenar las algas antes de que lleguen a los ríos.

Además, algunas organizaciones llaman a que los estados financien a los granjeros que rotan sus plantaciones, aplican compost de manera correcta y utilizan mejores prácticas fertilizantes, como pueden ser pruebas del estado del suelo y el uso de menos químicos.