Nacional

Los micros y la alimentación que ofrecen

A partir de la muerte de la beba de 13 meses por síndrome urémico hemolítico, el ministerio de Salud bonaerense decidió controlar los transporte de pasajeros.
viernes, 16 de enero de 2009 · 00:00
Uno de cada diez micros que circula por las rutas de la provincia de Buenos Aires sirve comida en mal estado, según los resultados de un megaoperativo realizado por el ministerio de Salud bonaerense.

“El catering del 10% de las empresas de larga distancia es paupérrimo y eso que pone en riesgo la salud y la vida de miles de pasajeros”, aseguró el titular de la cartera sanitaria, Claudio Zin, quien encabezó las acciones en el peaje de Hudson de la autopista Buenos Aires-La Plata.

Los controles se intensificaron después de la muerte de una menor a causa del síndrome urémico hemolítico (SUH) luego de haber consumido alimentos con escherichia colli durante un viaje en ómnibus. A raíz de este caso, dos empresas de catering de Bahía Blanca fueron clausuradas por no contar con la habilitación correspondiente.

“Sospechamos que en la comida o en el agua tiene que existir algún tipo de contaminación”, explicó Zin y reveló que muchas de las unidades que vienen desde lugares muy alejados de Buenos Aires como Misiones “sólo cargan agua una vez y no la renuevan”.

El operativo –que incluyó el control de 70 transportes de alimentos y 40 ómnibus de larga distancia– se efectuó con personal del Ministerio de Salud y de Asuntos Agrarios de la provincia en coordinación con el municipio de Berazategui.

El caso que disparó la alarma fue el de una niña de 13 meses, oriunda de Río Grande, Tierra del Fuego, que la semana pasada falleció en el hospital José Penna de Bahía Blanca por síndrome urémico hemolítico (SUH).

“Existen sospechas de que en el viaje desde su ciudad hasta Bahía Blanca consumió algo en mal estado dentro del colectivo, por lo tanto, estamos haciendo todo el esfuerzo posible por controlar los vehículos y solicitarle a la comunidad que haga la denuncia en nuestra subsecretaría de Control Sanitario toda vez que observe alimentos no fiables durante los viajes”, dijo Alberto Costa, subsecretario de Control Sanitario en declaraciones a Crítica de la Argentina. Los ómnibus de pasajeros llevaban bidones de agua que habían sido cargados hasta 12 horas antes del inicio del viaje, “por lo tanto estamos evaluando la posibilidad de obligar a las empresas a suministrar botellas de agua envasadas a los que viajan porque esto también implica un riesgo para la salud”, añadió Costa.

Los controles continuarán hoy a la altura del peaje de Hudson y luego se trasladarán a diferentes distritos de la costa atlántica para efectuar las inspecciones.

Cadena de frío. Durante el operativo el ministerio decomisó 132 kilos de alimentos de vehículos transportadores de sustancias alimenticias. Las incautaciones se efectuaron porque los productos no mantenían la cadena de frío necesaria para que resulten aptos para el consumo humano. “Nos encontramos con un vehículo que llevaba productos cárnicos sin un sistema de frío adecuado, de hecho en el interior pudimos medir que los alimentos estaban a 24 grados centígrados, es decir, a temperatura ambiente, lo que acarrea todo tipo de proliferación de bacterias”, declaró Zin.

Cómo se previene el SUH

La Comisión de Enfermedades de Verano elaboró una serie de recomendaciones a tener en cuenta para combatir la enfermedad:

-Lavarse las manos antes de preparar alimentos.
-Separar los alimentos crudos de los cocidos.
-Las frutas y verduras crudas deben lavarse cuidadosamente.
-Cocinar en forma homogénea las carnes rojas y el pollo.
-Mantener los alimentos a temperaturas seguras, refrigerar por debajo de los cinco grados y calentarlos por encima de los 70o C.
-Exigir en los locales de comida que las hamburguesas estén bien cocidas.
-No descongelar los alimentos a temperatura ambiente.
-Usar agua y materias primas seguras.
-Consumir lácteos pasteurizados y conservados en frío.

Otras Noticias