Nacional

La Presidenta lanzó el plan de electrodomésticos que contempla descuentos de hasta el 33%

La iniciativa es para el canje de cocinas, calefones, termotanques y lavarropas . Los detalles.
jueves, 29 de enero de 2009 · 00:00
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció hoy el Plan Línea Blanca para el canje de cocinas, lavarropas, calefones y termotanques, que será a través del pago de 12 cuotas mensuales, fijas y consecutivas con un 11 por ciento de interés anual.

Según anunció la Presidenta en la residencia de Olivos, los calefones de las marcas más importantes costarán 636 pesos; los termotanques 686 pesos; las cocinas entre 849 y 895 pesos y los lavarropas en alrededor de 852 pesos, todos según las marcas.

En este marco, Cristina destacó que se financiará la instalación de los calefones, cocinas y termotanques que se adquieran a través del plan.

"La asociación que representa a los gasistas matriculados han adherido a la política de gobierno y van a financiar la instalación en dos fases, desinstalación e instalación", dijo la mandataria.

Precisó que el costo de la instalación será de 130 pesos y de la desinstalación de 70 pesos y explicó que esta decisión tiene como objetivo "reducir el impacto que tiene sobre el presupuesto familiar este costo adicional".

Cristina aseguró que las políticas activas que realiza el gobierno a través de los planes para canjear electrodomésticos "benefician a familias, comerciantes e industriales" y "sostienen el nivel de actividad y empleo".

"Este tipo de políticas activas están orientadas a lograr que se beneficien las familias, adquieren do artefactos que mejoran su consumo; el comercio, que se activa; y los fabricantes", dijo.

Agregó que este tipo de acciones, que requieren de la "mini intervención" del gobierno "más directa y orientada", "hacen a la economía real" y también "sostienen el nivel de actividad y empleo".

En su discurso, la Presidenta afirmó que "las empresas y los trabajadores son los dos puntos claves para salvar la economía de un país".

"Salvando a empresas y bancos no alcanza si no se salva a consumidores", sostuvo la jefa de Estado y agregó que ese criterio "es clave para salvar la economía".

"La empresa tiene que tener su margen de rentabilidad y los trabajadores deben poder acceder a un consumo digno", señaló.

Agregó que ante los pronósticos de que durante los próximos meses se perderán 51 millones de puestos de trabajo en todo el mundo los argentinos deben "redoblar las ganas de poner mucha garra".

"Lejos de deprimirnos, esa noticia tiene que hacernos redoblar las ganas de poner mucha garra y mucha idea y de poner toda la fuerza para encarar y aportar en toda aquellas políticas contra cíclicas para seguir con este crecimiento", enfatizó la Presidenta.

En este marco, la Presidenta sostuvo que es necesario "una gran dosis de patriotismo y unidad nacional para enfrentar el tsunami internacional".

"Esto nos obliga a redoblar esfuerzos y aportar ideas, que es lo que se necesita, junto con acciones concretas para seguir trabajando juntos como hasta ahora", señaló la Cristina ante empresarios y amas de casa.

Otras Noticias