Nacional

"Nunca dejé de trabajar políticamente para Néstor Kirchner"

Pese a reconocer su cercanía con el ex presidente, asegura que "no está disponible para el Gobierno" y habla acerca de las figuras que ocupan al oficialismo.
martes, 10 de febrero de 2009 · 00:00
Otro peronista se le niega a Kirchner. Rafael Bielsa afirmó: "No estoy disponible para volver al Gobierno". Y sepultó todas las versiones que lo señalaban como el reemplazante de José Nun en la Secretaría de Cultura. Y anticipa que Alberto Fernández “va a estar de otra vez en el gabinete”

En una entrevista realizada por el sitio lanacion.com, el ex canciller admite que vive "infinitamente mejor fuera del Estado que adentro".

Es el segundo santafesino que le dice que No al ex presidente. El primero fue Carlos Reutemann, quien se niega a aparecer junto a los K en una foto por temor a que esa imagen le quite puntos en la imagen positiva que cosechó en la sociedad.

Aclara que "nunca" dejó de trabajar políticamente con Néstor Kirchner y que se reúne con él para transmitirle sus "pensamientos" sobre la coyuntura: desde las medidas que conviene tomar ante la crisis hasta sus pronósticos electorales para octubre. A continuación, la entrevista completa:

¿Volvería a ocupar un cargo en el Gobierno?

No. Hoy no estoy disponible. No estoy en condiciones profesionales. Si me lo hubieran planteado en noviembre de 2007, cuando fui a pedir un crédito, sería distinto. Hoy la historia es otra. Tengo muchos compromisos profesionales que no puedo dejar así nomás. Ya no puedo decidir como si fuera diputado. Además, si la política virara hacia un pensamiento asociado con lo que expresa Macri, no tengo nada que hacer en la política activa. Pero voy a seguir trabajando políticamente con el Gobierno. Estoy en la política sin ocupar un cargo público y eso me parece muy bien, una buena señal hacia la sociedad. Me parece que es una experiencia por la que hay que pasar. Y la realidad es que vivo mucho mejor fuera del Estado que adentro. Me va infinitamente mejor.

¿Kirchner le ofreció algo? ¿Le pidió que volviera?

Nadie me ofreció nada de nada.

¿Cómo fue su último contacto con Kirchner?

La última reunión personal con Kirchner fue el lunes anterior al jueves que estuve con Alberto [Fernández] [el 26 de enero]. Le conté que iba a ir a ver a Alberto y me dijo "contale estas cosas que hablamos, trabajen un poco, usen esa cabeza que Dios les dio". Kirchner me llamó el viernes pasado. Yo estaba en Rosario. Fui el sábado a Olivos y le dejé un escrito con reflexiones sobre la situación [electoral] en Santa Fe, mi interpretación de la agresión a Agustín Rossi y de la negativa de Reutemann [Carlos, a acompañar a Cristina Kirchner a España].

¿Qué opina de la renuncia de Alberto Fernández?

Alberto es uno de los que más le aportó a la gestación y al desarrollo de este proceso. Supe que iba a ser una de las ausencias que más se iba a sentir, no en desmérito de quien lo reemplazó, sino porque él tiene una relación con los Kirchner y eso es insustituible. La confianza y el trato descarnado son insustituibles. Lamenté su salida. Esta es mi opinión personal, pero no tengo duda de que va a estar de nuevo en el gabinete antes de fin de año. Es un hombre de una inteligencia y una capacidad de trabajo innegables. Es como estar en River, tener a [Cristian] Fabbiani. Si lo tengo, lo quiero de 9.

¿Su salida tuvo que ver con el manejo del conflicto con el campo?

Sin duda. Creo que Alberto que se sintió mortificado por la evolución de la crisis con el agro. Lo que empezó siendo un reclamo sectorial, se fue transformando con expresiones por parte de la Mesa de Enlace que eran cada vez más políticas, menos sectoriales y muchas veces insultantes, como, por ejemplo, decir: ´Vamos a decirle a los legisladores cómo tienen que gobernar´. Ese tipo de expresiones fueron generando encono en el Gobierno.

¿Y de parte del Gobierno no hubo expresiones agresivas?

Sí. Por eso se fue generando un clima por el que un reclamo sectorial legítimo se fue transform

Otras Noticias