Nacional

Caso Cromañón: declaró el sonidista de Callejeros

Fabián Leggio afirmó que ni él ni sus dos hijos fueron revisados por los encargados de la seguridad al ingresar al boliche la noche de la tragedia. Detalles.
lunes, 16 de febrero de 2009 · 00:00
El sonidista de la banda "Callejeros" afirmó este mediodía que ni él ni sus dos hijos fueron revisados por los encargados de la seguridad al ingresar a "Cromañón" la noche de la tragedia del 30 de diciembre de 2004 que provocó 194 muertes.

Fabián Leggio, al declarar ante el Tribunal Oral en lo Criminal 24 (TOC24), afirmó que desde hace dos décadas conoce al ex gerenciador de Cromañón, Omar Chaban, por "convivir en el mismo rubro del rock" ya que, además de actuar profesionalmente con Callejeros también es sonidista de otras bandas.

"A los operadores de sonidos no nos revisaban nunca en ningún boliche", afirmó Leggio quien señaló que la noche de la tragedia concurrió a trabajar junto a sus dos hijos -por entonces de 15 y 16 años- quienes tampoco fueron controlados.

El testigo, con una vasta experiencia en recitales, sostuvo que "Cromañón", era un "buen local, prolijamente puesto, con escenario, camarines, baños e instalaciones como la gente" y, en comparación con otros establecimientos del rubro, "estaba buenísimo".

Por su especialidad aseguró que el sitio tenía "cables con buen milimetraje de espesor por la tensión", que el sistema eléctrico "estaba separado en fases, algo que otros boliches no tienen" y que sabía que en lugar se congregaban, en los recitales, "entre 3.000 y 4.000 personas".

Sobre el uso de pirotecnia en los espectáculos de rock afirmó que era algo usual y "un montón de veces" se les advirtió a los jóvenes que no utilizasen esos artefactos (candelas, bengalas, ’tres tiros’) pero esas recomendaciones fueron desoídas por los espectadores.

Leggio volvió sobre la versión que indica que el siniestro se originó a raíz de una "candela" disparada por un joven que iba sobre los hombros de otro aunque reconoció que, una vez comenzado el siniestro, "mi mayor precaución era lograr sacar a mis hijos".

Previo al inicio de la audiencia la camarista María Cecilia Maiza, quien preside esta audiencia, trazó los ejes sobre los cuales peritos oficiales del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y consultores técnicos ofrecidos por las partes, participarán de una nueva pericia en el lugar de los hechos.

En esta jornada Maiza, junto a sus colegas Raúl Llanos y Marcelo Alvero también tienen previsto escuchar los testimonios del iluminador de Callejeros, Sergio Piñeyro, y de Sebastián Menino y Ricardo "Ricky" Vázquez, colaboradores del sonidista Leggio.

En la anterior audiencia del viernes último la ex suegra de Diego Argañaraz, manager del grupo "Callejeros", y madre de una de las víctimas de la tragedia, comprometió seriamente a su ex yerno al sostener que el joven desoía las advertencias sobre los peligros del uso de pirotecnia en los recitales de la banda y minimizaba esos riesgos. "No pasa nada, está todo controlado.

Déjalos que son chicos y a ellos les gusta. Para ellos yo soy el diez, en referencia a (Diego) Maradona"; dijo "Yoly" Mangiaroni que le contestaba su ex yerno cada vez que ella le transmitía su temor por el uso de pirotecnia en los recitales de "Callejeros".

En un relato varias veces cortado por las lágrimas, la mujer aseguró haber acompañado en sendas ocasiones a su hija a los recitales y que lo hacía "porque tenía miedo" ya que su ex yerno "no hacía caso a nadie".

Al término de su declaración, sin ocultar la angustia y generando escenas de profundo dramatismo entre el público en la Sala de Audiencias, la testigo afirmó que "sin mi hija mi vida no tiene sentido" y que "me mantuve de pie cuatro años para que se haga justicia".

En los banquillos de los acusados están Argañaraz, Chaban, su ex "mano derecha" Raúl Villarreal, los siete integrantes de "Callejeros"; los ex funcionarios comunales Fabiana Fizsbin y Gustavo Torres y los ex jefes de la comisaría séptima Carlos Díaz y Miguel Angel Belay.

Fuente: Télam

Otras Noticias