Nacional

Comenzaron las tareas para rescatar a pasajeros del crucero encallado

El ARA Aviso Castillo estuvo atrapado por el viento frente a la base antártica argentina Decepción. Pudo escapar de la tormenta y poner proa hacia donde el crucero turístico sigue encallado.
miércoles, 18 de febrero de 2009 · 00:00
La distancia entre los dos puntos es de 540 millas marinas -1.000 km- algo así como el trecho que separa los puertos de Buenos Aires y Viedma. El capitán de corbeta Rodrigo Arriegues, comandante del Castillo, estima que su barco podrá llegar al punto del accidente mañana por la noche.
Mientras, el Ocean Nova intenta salir por sus propios medios. Cada doce horas, la pleamar le permite realizar pequeñas maniobras, pero hasta ahora todos los intentos se han frustrado. De hecho, en la medianoche el crucero logró desencajarse de su varadura inicial pero cayó en otra.

A bordo del Castillo viajan cuatro buzos salvamentistas, quienes deberán inspeccionar la avería. Según el comandante del Ocean Nova, su casco no presenta daños, pero los constantes embates del viento y las corrientes pueden cambiar la situación. El procedimiento, relata Arriegues, "consiste en inspeccionar el casco y verificar que no haya derrame de hidrocarburos. En este último caso, contamos con personal y herramientas para proteger la zona".

La nave argentina forma parte de la Patrulla Antártica Naval Conjunta (PANC), un convenio firmado en 1998 entre los gobiernos de la Argentina y Chile para salvaguardar la vida humana en el mar, dentro del marco del Convenio Internacional sobre Búsqueda y Salvamento Marítimo de 1979. Para Arriegues es "un orgullo muy grande que el país tenga los medios para realizar este tipo de operaciones". El buque que comanda es un remolcador de ultramar fabricado por la marina norteamericana en 1943. Participó de las guerras del Pacífico, Corea y Vietnam bajo el nombre USS Takelma. Su función era remolcar las naves averiadas en combate.

En 1982 se le realizó un refeed, se le cambiaron íntegramente la planta propulsora y las auxiliares pero en 1986 pasó a reserva. Recién en 1993 fue adquirido por la Armada Argentina y forma parte de la PANC desde su creación en 1998.

Otras Noticias