Nacional

Lubertino achica distancias con la comunidad judía tras criticar a Israel

Tras el reto de Kirchner, la titular de la INADI se reunió con la AMIA y la DAIA. Les presentó un informe sobre su gestión y sus declaraciones sobre la guerra en Gaza.
lunes, 2 de febrero de 2009 · 00:00
La titular del INADI, María José Lubertino, está intentando recomponer su vínculo con la comunidad judía tras haber sido cuestionada por ella a raíz de sus declaraciones críticas hacia la ofensiva israelí en Gaza. Una declaración producida en medio de los cruces que vienen protagonizando el piquetero K Luis D'Elía con la AMIA y la DAIA. Y que le valió a la funcionaria un fuerte tirón de orejas de Néstor Kirchner.

Lubertino concurrió este lunes a la sede de la mutual judía para presentar a sus autoridades un informe de su gestión al frente del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) y sobre sus declaraciones desde que comenzó la masacre israelí sobre Gaza.

Julio Schlosser, secretario general de la AMIA, aún no perdió la desconfiza hacia Lubertino. Según la Agencia Judía de Noticias, dijo que “la AMIA no puede eludir el compromiso de escuchar” a la funcionaria.

El dirigente señaló que “no interpretamos este informe (del INADI) como un pedido de disculpas sino que lo analizaremos y luego emitiremos nuestra opinión al respecto. Sin embargo, no podemos eludir el compromiso de escucharla”.

Consultado sobre el tenor del encuentro, Schlosser contó que fue una reunión pautada en donde Lubertino entregó un informe sobre su actuación desde el inicio del conflicto en Medio Oriente y sobre sus dichos, que AMIA y DAIA “considerarán”.

En la reunión estuvieron presentes, además de Schlosser, Ángel Schindel, vicepresidente de DAIA; Miguel Zechin, secretario general de DAIA; Jorge Elbaum, director ejecutivo de DAIA; y la doctora Débora Kott, letrada de DAIA.

CRONOLOGÍA DEL ENFRENTAMIENTO. Todo empezó con un reclamo a la Justicia y al Gobierno realizado por la comunidad judía, ante un posible rebrote o escalada antisemita. El pedido incluía a la titular del Inadi, María José Lubertino, para que realizara "una condena enérgica por estos hechos aberrantes", según un cable de la Agencia Judía de Noticias.

Sergio Burstein, titular de Familiares y Amigos de Víctimas del Atentado a la Amia, había salido a criticar a D'Elía , que había participado de una marcha, porque "ofende al pueblo judío cuando lo compara con el nazismo”.

Por su parte la titular del INADI, María José Lubertino, se negó a pronunciarse contra las protestas que impulsan sectores de la extrema izquierda nacional contra entidades y miembros de la colectividad, pese al pedido.

"No somos un organismo opinador", respondió María José Lubertino al ser consultada por la Agencia Judía de Noticias, y agregó que "a través de nuestra área legal estamos interviniendo en conjunto con la DAIA y la FEARAB para impedir cualquier acto antisemita o discriminatorio y brindarle todo tipo de asistencia a las víctimas de estos hechos".

"Yo necesito hechos, no palabras. Es el organismo que primero debería haber actuado, realizar acciones judiciales y decir quiénes son estas personas", dijo Burstein en diálogo con Radio 10 y reclamó una urgente intervención del Estado para frenar el rebrote de antisemitismo.

Sobre la calificación de "ratas" que dio un activista de izquierda en una protesta antisemita en el centro porteño, Burstein dijo "no entender" cómo "ya no actuaron los resortes para iniciar una querella. Los nazis no son ratas, son asesinos. Son los responsables de más de 6 millones de judíos muertos".

Luego, durante una entrevista con Radio 10 la titular del Inadi, María José Lubertino, señaló "Entendemos que hay una guerra y que ha habido una utilización de la fuerza que irá en contra de la credibilidad de Israel en cuanto a su planteo internacional, porque ha violado reglas del derecho internacional", consideró.

María José Lubertino aclaró que las marchas antisemitas se producen "cada vez que hay una situación de hostilidad en Medio Oriente".

Si bien reconoció que existe "un pico" de antisemismo en Buenos Aires, advirtió sobre la posibi