Nacional

"La próxima vez nos vamos a defender"

Así se expresó Alejandro Rossi, legislador y hermano del jefe de la bancada kirchnerista, luego de recibir las agresiones por parte del sector agrario. ¿Cómo fue?
martes, 03 de febrero de 2009 · 00:00
Con dos zancadas firmes, Agustín Rossi cubrió el trayecto desde la puerta de la intendencia de Laguna Paiva hasta su auto. Pero no pudo evitar que la lluvia de huevos, tomates y bosta de caballo impactara en su cuerpo. Un grupo de productores agropecuarios, autoconvocados por una cadena de mensajes de texto enviados por sus teléfonos celulares, gritaba con furia: “Traidor”, “Alcahuete de Kirchner”, entre otros insultos. El jefe del bloque de diputados K no contestó, su chofer aceleró y la calma retornó sólo por breves minutos. Porque enseguida se repitió la escena con Alejandro Rossi, su hermano y también diputado nacional. Sólo que éste caminó con paso lento, tomó el control de su auto y sacó su mano izquierda por la ventanilla para despedir a sus agresores con el inconfundible gesto del fuck you norteamericano.

Con ese nivel de virulencia, la guerra gaucha, siempre en estado latente, explotó a 40 kilómetros de la capital de Santa Fe. El episodio tiene como telón de fondo una nueva crisis del campo (por la histórica sequía y la caída de los precios agrícolas a raíz de la crisis mundial), la inminencia de nuevas medidas de fuerza, la interna del PJ y la elección nacional de este año.

REPUDIO MA NON TROPPO. Los dirigentes de la Mesa de Enlace rechazaron los hechos violentos pero los atribuyeron a “la crispación que genera el Gobierno que sigue sin comprender la grave crisis del campo”. Eduardo Buzzi, de Federación Agraria ironizó: “lo entiendo a Rossi porque a mi me pasó hace poco lo mismo cuando una agrupación juvenil ligada a él me escrachó en Rosario”.

ENEMIGOS ÍNTIMOS. Agustín Rossi habían anunciado su arribo a la ciudad el fin de semana para, según se adelantó desde su oficina de prensa, recorrer obras que se están financiando con recursos nacionales. Imaginaba la foto junto a Alberto Trossero, intendente de la ciudad, entregando el subsidio de $76.000 que el Ministerio de Desarrollo Social destrabó para la ejecución de un centro de salud. Rossi pugna por un lugar en la lista del PJ, pero todavía tiene el veto de Carlos Reutemann, quien prefiere un acuerdo más discreto con el kirchnerismo, preservando su imagen distante del gobierno nacional y, sobre todo, su condición de hombre de campo. Rossi, en cambio, fue la cara visible de la embestida oficial por las retenciones móviles
con la polémica resolución 125, eje central de la guerra gaucha.

“Está claro que esto no fue espontáneo, que fue armado”, se quejó el jefe de bloque, pero cuando los cronistas quisieron saber si adjudicaba responsabilidades al sector de Reutemann, enseguida pisó el freno: “No, no le asigno a este hecho ninguna connotación política”. Algunos de sus colaboradores, en cambio, no dejaban de resaltar que los escrachadores pertenecían a Laguna Paiva, pero también a la zona de Emilia, Monte Vera y Llambí Campbell, donde el Lole tiene su campo).

DIMES & DIRETES. Rápidamente, Rossi se concentró en sus atacantes. Y dijo, entre otras cosas:

“Estos dirigentes, supuestamente del agro, son los que han instalado esta suerte de pogrom contra aquellos que cometimos el pecado de exigirles que pagaran impuestos. Eran un montón de energúmenos; si yo no fuera diputado, todavía estaría pegando”.

“Se les ofreció dialogar y se negaron. Siento impotencia por lo que pasó. No tengo custodia, nunca la tuve ni la voy a tener”.

“Es curioso, algunos de los que me arrojaron cosas habían cobrado esta misma mañana la ayuda que implementó el gobierno nacional por la sequía, que sin dudas pone al campo en una situación crítica”.

La respuesta de los productores, a voz alzada y rostro descubierto frente a cámaras y micrófonos, no se hizo esperar: l“Esa ayuda que nos dan son migajas; las mismas migajas que viene a repartir ahora Rossi con la plata que nos robaron el año pasado.”

“No nos vamos a olvidar nunca de esa foto en la que se abrazaban y gritaban y festejab

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias