Nacional

Trabajo contrarreloj de los médicos argentinos enviados a Gaza

Los especialistas ya se desenvolvían en el hospital de Ramallah para avanzar con las curaciones de los chicos operados tras la guerra. Mañana emprenderán su regreso.
sábado, 7 de febrero de 2009 · 00:00
Los médicos argentinos enviados hace diez días a la Franja de Gaza trabajaban hoy contrarreloj en el hospital de Ramallah para avanzar en las curaciones de los niños operados tras los bombardeos, antes de concluir mañana su misión y emprender el regreso a Buenos Aires.

Argentina prepara además para el miércoles un segundo envío con 15 toneladas de materiales de ayuda para la zona de conflicto.

El primer envío de insumos humanitarios sumó otras 15 toneladas de medicamentos, pastillas potabilizadoras de agua, frazadas, leche en polvo y harina.

El jefe de los Cascos Blancos, Gabriel Fucks, dijo a Télam que pese a que el equipo no pudo ingresar a la Franja de Gaza por los bombardeos "la misión fue un éxito".

"Fue muy complejo, hubiéramos querido entrar a Gaza pero no se pudo", señaló, y añadió que no obstante "la misión fue un éxito absoluto" ya que el objetivo era "la asistencia a palestinos afectados, muchos de los cuales estaban evacuados en Ramallah".

Los primeros tres días -explicó- "los médicos estuvieron alistados a las seis de la mañana y no pudieron entrar pero finalmente se pudo empezar a trabajar y uno de nuestros cirujanos estuvo operando en forma conjunta con el director del hospital de esa ciudad".

"Lo bueno fue que la voluntad argentina quedó claramente expresada, así como nuestro repudio absoluto a los bombardeos", agregó, y afirmó que "cuando estas cosas suceden la ayuda humanitaria tiene un sentido político".

Fucks declaró además que los Cascos Blancos están trabajando en la posibilidad de "proyectos posteriores para la reconstrucción de la zona de Gaza" y precisó que profesionales argentinos como arquitectos pueden "ser parte" de las tareas.

El contingente que concluye mañana su misión estuvo integrado por el cirujano general Gabriel Adrián Ive, de 47 años; la cirujana pediátrica voluntaria Marta Cristina Carballo, de 31; el especialista en medicina emergentológica, Carlos Russo, y la coordinadora Adriana Patricia Díaz, de 46 y con experiencia en catástrofes.

En diálogo con Télam, Díaz explicó esta mañana que los médicos practicaron 12 cirugías en las últimas horas, seis de ellas a niños, y que ahora trabajaban contrarreloj para avanzar "lo más posible" con las curaciones.

"En este momento estamos reingresando a la zona del hospital para seguir con los tratamientos y mañana vamos a trabajar hasta poco antes de viajar", contó Díaz, quien confirmó que el equipo emprenderá el regreso a la Argentina por la tarde.

La especialista en catástrofes dijo que su última misión había sido en octubre asistiendo a las víctimas de un huracán en Honduras, añadió que "es la primera vez" que trabaja en un conflicto armado y sostuvo que se trata de "un aprendizaje con otros tiempos".

"Acá hay otras formas de moverse, otras libertades porque los peligros son distintos", expresó tras recordar que ayer el contingente no pudo ingresar a la zona de la Franja de Gaza por los constantes bombardeos.

"Estábamos a punto de ingresar y un raid sobre la ciudad nos lo impidió porque la zona no era segura y tuvimos que remodificar la misión", afirmó la mujer. Fuentes del propio ejército israelí alertaron a la delegación argentina sobre la inminencia de las acciones en el lugar.

Desde su llegada a la zona, los médicos argentinos se reunieron en varias ocasiones con el ministro de salud palestino, Fathi Abu Mahli, para evaluar la puesta en marcha de un proyecto sanitario de largo plazo, con apoyo de la comunidad internacional.

El lunes 26 de enero, el canciller Jorge Taiana despidió al equipo de médicos argentinos, y les transmitió el saludo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Otras Noticias