Nacional

Una vida dedicada a la política, a la UCR y a la democracia

Hoy, pocos días después de haber cumplido 82 años, falleció un hombre de la democracia, clave en la historia de la Argentina.
martes, 31 de marzo de 2009 · 00:00
Hijo de Raúl Serafín y de Ana María Foulkes, Raúl Ricardo Alfonsín nació el 12 de marzo de 1927 en la localidad bonaerense de Chascomús. Fue el mayor de seis hermanos. Egresado del Liceo Militar General San Martín, el líder radical recibió una rígida formación castrense que abandonó al elegir en 1950 la carrera de Derecho en la Universidad Nacional de La Plata

Ese mismo año, daría comienzo a la carrera que 33 años después lo colocaría al frente de la República. Comenzaría a militar en la Unión Cívica Radical (UCR).

Un año antes de comenzar su carrera como abogado y como político, se casó con quien sería su mujer toda la vida: María Lorenza Barreneche, quien a pesar de la alta exposición de su marido siempre conservó un perfil sumamente bajo. Con María Lorenza tuvo seis hijos.

El concejal de Chascomús
El año 1954 constituyó una bisagra en la vida de Alfonsín. Fue elegido concejal de Chascomús, mandato que sería interrumpido por el golpe de Estado de 1955.

En los sucesivos períodos constitucionales interrumpidos por gobierno militares, su ascendente carrera dentro de la UCR lo colocaría cada vez un escalón por encima de otro dentro del armado legislativo: sería electo diputado nacional, para luego ser coronado presidente del Comité Provincia de la Unión Cívica Radical del Pueblo (UCRP).

El primer desafío a un gobierno militar de facto le costó un breve paso por la cárcel: durante la dictadura de Juan Carlos Onganía (1966-1970) jugó la que sería su carta más fuerte hasta el momento, al intentar reabrir el comité provincial del que era autoridad máxima. Un golpe de efecto dentro de las filas del radicalismo que lo colocó como un correligionario de referencia.

A partir de entonces, comenzó a mantener mayor contacto con sectores de izquierda y progresistas, quienes le imprimirían una marca imborrable al resto de su carrera política.

La dureza del régimen de Onganía y los sucesivos hechos de violencia que comenzaba a padecer la Argentina actuaban como antesala de la década más sangrienta de nuestra historia. A comienzos de los 70, los contactos de Alfonsín con jóvenes radicales comenzaron a marcar un camino diferente a las propuestas extremistas de los más exaltados grupos de la izquierda peronista.

Balbín, la Coordinadora y los Derechos Humanos
Los nombres que durante los 80 saltaron a la fama y acompañaron su Presidencia "nacieron" en esos jóvenes 70: Leopoldo Moreau, Marcelo Stubrin, Federico Storani, Enrique Nosiglia y Facundo Suárez Lastra son algunos de los que conformaron parte de la Junta Coordinadora, un símbolo del alfonsinismo más puro.

El grupo se presentaba como una opción a Ricardo Balbín, un tradicional e histórico dirigente radical que confrontó sucesivamente con Héctor Cámpora y Juan Domingo Perón en las dos elecciones presidenciales de 1973. Antes, había derrotado a Alfonsín en internas partidarias.

Máximo exponente desde los 70 de la defensa de los Derechos Humanos, esa consigna fue quizás la que más caracterizó la militancia de "Don Raúl", no sólo como Presidente, sino también como político activo. Pocos días antes del golpe de Estado de 1976, creó la Asamblea Permanente, que tenía como fin denunciar los delitos de la Triple A. Durante la dictadura de Jorge Rafael Videla, fue la impulsora de múltiples advertencia sobre la sistemática violación de los DDHH.

Presidente y Juicio a los comandantes
Una vez terminada la Guerra de Malvinas -a la que el dirigente radical se opuso abiertamente- y con la dictadura militar casi perimida, en 1983 se convoca a elecciones.

En esa oportunidad, Alfonsín no requirió de una disputa interna para dirimir qué correligionario representaría al partido en los comicios que marcarían el fin de la dictadura: Fernando De la Rúa, ex compañero de fórmula de Balbín, desistió de competir y cedió todo el poder al representante del progresismo dentro de la UCR.

El

Otras Noticias