Nacional

"Siempre creímos en el ’fifty-fifty’"

La Presidenta defendió la participación del 50% de los trabajadores en la renta nacional, denominada generalmente como 50-50, y criticó a "sectores concentrados" que buscan que los asalariados reciban una "exigua" porción.
viernes, 6 de marzo de 2009 · 00:00
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó hoy que la "articulación inteligente" del sector empresario con el trabajador "genera riqueza y sustentabilidad social y política al modelo económico", y dijo que fue el peronismo el que con los años "cambió esa relación".

La presidenta tomó las palabras del titular de la CGT Hugo Moyano, quien recordó que en el pasado los trabajadores veían a los patrones como "explotadores" y "chupasangres", y dijo que el justicialismo cambió esa óptica y que la relación ya no es de enfrentamiento sino de cooperación.

"Uno de los aportes más importantes que ha dado el partido en el cual milito ha sido plantear una óptica de la relación trabajo-capital que no es la del enfrentamiento sino de la cooperación" afirmó.

Lo dijo al hablar en el acto de cierre de la asamblea anual de la Cámara Interamericana de Transporte de Cargas, al que asistió junto al ministro de Planificación Julio de Vido y el líder de los Camioneros.

La mandataria dijo que en su repaso de la historia de la relación entre ambos sectores Moyano "hizo casi una clase de peronismo", al recordar que "cuando comenzó a trabajar como camionero era impensable imaginarse sentado con la patronal para acordar".

"Había categorías de pensamiento histórico en nuestro país que planteaban una colisión entre el capital y el trabajo", dijo Cristina y refirió que esos "pensamientos venían de afuera".

También contradijo a quienes esperan que la mayor parte de la renta quede en manos del capital, considerando que el gobierno cree que debe ser "fifty and fifty" ("cincuenta y cincuenta" en inglés"), porque "la articulación inteligente de ambos es lo que genera mayor riqueza".

Destacó el enorme predio de la federación empresaria en el que se celebró el encuentro y recordó que "antes no era así, tenía apenas 120 metros cuadrados", y sostuvo que ese progreso fue gracias a un "modelo económico de generación de riqueza basado en el traba y la producción".

"Si el país sólo tuviera servicios y no produjera manufacturas, granos, carne y mercaderías, si su modelo fuese de especulación y no de trabajo y producción, este sector no tendría hoy la importancia que tiene", sostuvo.

Destacó que el "desarrollo y crecimiento de todos los sectores va junto al del país" y dijo que "todo modelo económico fuerte requiere de entidades patronales fuertes y de entidades gremiales fuertes".

"Es necesaria la confluencia de intereses y es clave su armonización a favor del país productivo, máxime cuando hoy el país enfrenta una crisis sin precedentes", señaló.

Observó que en el mundo "el concepto de que el dinero se podía multiplicar sin ingresar al circuito de producción de bienes y servicios" generó un "desastre" y hoy se asiste "a una debacle total y final en la forma de entender el capitalismo con fines especulativos".

Destacó que el progreso del país en ese aspecto es por "méritos no de gobierno o de un sector político, sino de un modelo de matriz basada en el trabajo y la producción", indispensable para generar "bienestar, distribución del ingreso y trabajo".

"Nos costó mucho a los argentinos convencer a muchos de que este modelo es el que vale. Era inviable para algunos, que todos los años preanunciaban que se caía" dijo y recomendó "confiar más en el país, en lo nuestro".

Otras Noticias