Nacional

Se suicidó un represor en La Rioja

Se trata del ex capitán Alfredo Marcó, quien fue encontrado ayer sin vida en su casa con un disparo en la cabeza y a horas de la exhumación del cuerpo de Angelelli.
lunes, 20 de abril de 2009 · 00:00
El represor Alfredo Eugenio Marcó, denunciado en el informe de la CONADEP por delitos cometidos durante la dictadura militar, se suicidó en su domicilio de la capital riojana de un balazo en la sien con un revólver calibre 38, indicaron hoy fuentes de la policía que investiga el hecho.

Marcó, ex capitán del Ejército, tenía 66 años y vivía con su familia en la zona de La Quebrada y, según se pudo establecer, decidió quitarse la vida ayer en una de las habitaciones del inmueble que residía, donde se encontraban algunos familiares.

El ex militar había sido denunciado en el informe de la Comisión Provincial de Derechos Humanos en el año 1984 como uno de los principales "interrogadores" de los presos políticos que eran alojados en el Instituto de Rehabilitación Social (cárcel local), junto con los oficiales Goenaga, Moliné, Malagamba y los policías provinciales Juan Carlos "Bruja" Romero, Enrique "Quito" Moreno y un tal "Cabezón" Córdoba.

El 24 de marzo de 1976, el entonces capitán Marcó encabezó la intervención militar al diario local `El Independiente`.

Uno de los ex periodistas de ese matutino, Plutarco Antonio Schaller, reconoció que había sido interrogado por los capitanes Marcó y Goenaga, quienes vaticinaron la muerte del obispo Enrique Angelelli, según el libro `Nunca Más` de la CONADEP.

La muerte de Marcó se produce a 48 horas de la exhumación del cadáver de monseñor Angelelli, en el marco de una serie de pericias dispuestas por la justicia para conocer cuáles fueron las causales de la muerte del sacerdote.

Pero el ex militar, a pesar de que figuraba en las causas abiertas por la Comisión de Derechos Humanos, nunca fue enjuiciado y no aparecía, al menos como testigo, en alguna de las causas.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias