Nacional

El Gobierno dijo que De Narváez debe explicar a la Justicia su vinculación con la causa de la efedrina

“Que no nos meta a nosotros en el medio”, disparó Aníbal Fernández al salir al cruce del candidato de Unión Pro, quien dijo sentirse "un perseguido político" por haber sido citado como testigo por las llamadas hechas desde un celular suyo a un detenido
viernes, 1 de mayo de 2009 · 00:00
El Gobierno salió a responder a las acusaciones del candidato de Unión Pro, Francisco De Narváez, respecto de la difusión de datos que plantearon una supuesta vinculación entre el empresario y la causa de la efedrina.

El ministro de Justicia, Aníbal Fernández, pidió al diputado que "explique en la Justicia" por qué en un celular de su propiedad había registrados llamados a Mario Segovia, detenido por la causa, y que "no meta al gobierno en el medio".

"Que lo explique en la justicia y no nos meta a nosotros en el medio", aseveró el titular de la cartera de Justicia en declaraciones formuladas a radio Continental, al tiempo que sostuvo que "en Argentina hay 39 millones de celulares activos y el llamado de Segovia aparece en el celular de él".

De este modo, Aníbal Fernández salió al cruce del candidato a diputado nacional por Unión-Pro, quien aseguró sentirse "un perseguido político" por haber sido citado por la Justicia como testigo para explicar por qué desde un celular de su empresa se hicieron llamadas al denominado "rey de la efedrina".

En este sentido, Fernández afirmó ue "no es correcto" que el legislador y dirigente bonaerense "impute al gobierno por lo que está sucediendo".

"La investigación la hicimos nosotros, la contrainteligencia argentina detectó, junto con la Policía de Seguridad Aeroportuaria el ingreso de sustancias que eran peligrosas para el país, a ese señor se le pusieron todos los ojos encima, durante dos años se lo investigó y se comprobó todo lo que hoy significa su detención", relató Fernández.

Justamente, continuó el ministro, "en esa investigación aparece ese tema" de los llamados realizados de un celular propiedad de De Narváez, por lo cual pidió que "deje afuera" al gobierno de sus acusaciones.

"Entonces, ¿qué tenemos que ver nosotros?, ¿cuál es la razón por la cual uno tiene que ver con este tema? Que lo explique él a la justicia, que explique por qué lo llamaron a Segovia con el teléfono que le pertenece; no el gobierno", planteó Aníbal Fernández.

En este marco, insistió con que "la llamada sale de este registro que es lógico y natural", por lo que pidió que no empiece "a embarullar las cosas so pretexto de funcionarios paladares negros para no querer explicar en la Justicia lo que se tiene que explicar".

"Yo no estoy haciendo imputaciones pero tampoco acepto que se la hagan al gobierno", indicó Fernández, quien cuestionó que "la primera forma de sacarse el lazo con la pata" que tuvo De Narváez haya sido "echarla la culpa al gobierno por un hecho político o electoral teórico, cuando el gobierno en estas cosas no tiene nada que ver".

Por su parte, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, le dijo De Narváez que "no tiene que esconderse atrás de una campaña política y electoral para dar explicaciones sobre un tema que deberá dárselas a la justicia", con respecto de la investigación judicial de la causa efedrina.

Randazzo consideró en San Juan que "son una vergüenza" las declaraciones de De Narváez.

El funcionario sostuvo que "De Narváez no tiene que esconderse atrás de una campaña política y electoral para dar explicaciones sobre un tema que deberá dárselas a la justicia".

Otras Noticias