Nacionales

El Papa pide que baje el "escándalo de la pobreza"

Lo expresó en un texto a los organizadores de la colecta anual de la Iglesia argentina. Reclamó un esfuerzo solidario para combatirla.
viernes, 07 de agosto de 2009 · 00:00
Lo expresó en un texto a los organizadores de la colecta anual de la Iglesia argentina. Reclamó un esfuerzo solidario para combatirla. El Gobierno eludió la polémica. Hace un mes la Pastoral Social exigió respuestas y un plan antipobreza.

La campaña de la Iglesia para instalar como tema prioritario tras las elecciones el combate a la pobreza recibió ayer un fuerte impulso que sacudió el tablero político. Nada menos que el Papa Benedicto XVI -aprovechando su habitual mensaje con motivo de la colecta anual Más por Menos del Episcopado- salió a pedir un esfuerzo para reducir en el país lo que calificó como "el escándalo de la pobreza y la inequidad social" para cumplir así con "las exigencias evangélicas que exhortan a hacer posible una sociedad más justa y solidaria".

Si bien escuetos, los conceptos del pontífice -que no suele caracterizarse por su insistencia en lo social- cayeron como una bomba en el Gobierno, debilitado por la derrota electoral y preocupado para no abrir más frentes. Sin embargo, ni el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, ni el mismísimo Néstor Kirchner, siempre listo para confrontar, optaron por retrucar a Benedicto XVI. Y hasta dijeron estar de acuerdo. "Es natural que el Papa diga estas cosas", aseveró Fernández. "Compartimos sus palabras", afirmó Kirchner.

La reacción oficial reveló un cambio de estrategia en el oficialismo: hasta ahora siempre el kirchnerismo había replicado, muchas veces con dureza, conceptos críticos de la Iglesia. Es verdad que esta vez no lo formularon los obispos, sino el Papa. En la Casa Rosada se decía que el deseo de no confrontar fue una decisión de Cristina Kirchner. Pero la bronca existió: "¿Por qué no habla de los affaires de Berlusconi", se escuchó decir a un funcionario, en alusión a los escándalos sexuales que involucran al premier italiano.

Los conceptos del Papa tuvieron mayor resonancia, además, porque se producen días después de que el presidente de la Pastoral Social, el obispo Jorge Casaretto, denunciaran en una entrevista a Clarín que la pobreza "está cerca del 40 %". Y pidiera que el combate contra ella sea uno de los grandes temas del diálogo político y multisectorial que promueve el Gobierno. Esos dichos tuvieron también un gran impacto, al punto que reinstalarán con fuerza en el centro de la escena el problema de la pobreza como un tema que recrudece.

Con todo, la mesura con la que reaccionó el oficialismo -que hizo recordar los tiempos en que el menemismo, frente a las críticas de la Iglesia, hacían lo mismo para sacar pronto la polémica de los medios- incluyó algunas diferencias con respecto a la posición de la Iglesia. Por lo pronto, Kirchner reafirmó que la pobreza "ronda el 22 ó 23 %", contra el "casi 40 %" que manejan los obispos en base a las mediciones que está procesando el Observatorio Social de la Universidad Católica.

También hay diferencias con los dichos de Fernández en cuanto a que el Papa "dice más o menos lo mismo" que en mensajes anteriores para esta colecta. En rigor, nunca fue tan severo como esta vez. Basta comparar los textos. Lo que sí cuenta a favor del Gobierno es que no se trató de un mensaje de gran dimensión institucional como podría ser un discurso del Papa a recibir las cartas credenciales de un embajador. Fue dicho, es cierto, en un telegrama que llegó a la Nunciatura.

De todas formas, el presidente de Cáritas, el obispo Fernando Bargalló, no se contó entre los que le bajaron el tono al mensaje papal. Luego de calificar de "impecable" el texto, señaló que "más allá (de la polémica) por los índices, es mucha la gente que tiene cercenadas sus posibilidades de una vida digna". Tras decir que la controversia por los índices seguirá hasta que "no tengamos una medición creíble para todos", sostuvo que al Estado "le corresponde velar por la distribución equitativa de la riqueza, pero también favorecer la producción de riqueza". Y volvió a reclamar "políticas sociales de inclusión".

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias