Nacionales

La Coalición Cívica sin Carrió, un tema que potencia al oficialismo

Tras la dura carta de Carrió a la UCR, ya delinean candidaturas y programas. Opinan Morán, Piemonte y Bullrich. Además, Aníbal Fernandez desliza que Carrió 'no tiene todas sus facultades mentales'.
viernes, 13 de agosto de 2010 · 00:00
A pesar de que una renuncia puede parecer un gesto de debilidad, para los integrantes de la Coalición Cívica el alejamiento del Acuerdo Cívico es todo lo contrario: un mensaje de fortaleza, principios y coherencia con el proyecto político que se sintetiza en la figura de Elisa Carrió. Es por ello que ya ultiman los detalles para lanzar candidaturas y reforzar su perfil como alternativa intransigente a Néstor Kirchner con miras a 2011.

Recién el año próximo, habiendo cumplido con esos objetivos, comenzarán a hablar de los presidenciables, según confiaron los diputados Juan Carlos Morán, Patricia Bullrich y Horacio Piemonte, uno de los impulsores de la ruptura de la CC con el Acuerdo.

“La Coalición Cívica va a seguir con su propia estrategia de construcción política que viene desarrollando hace muchos años, en base a principios y conductas, y vamos a construir futuro”, señaló Piemonte.
 
“Para aquellos que dicen que Carrió no construye o que destruye, que alguien me dé un ejemplo de una fuerza política, por fuera del PJ y la UCR, que haya tenido 10 años de vigencia; si alguien ha construido política, esa ha sido Carrió, el otro ha sido Kirchner, pero desde la caja y desde el poder”, sentenció.

El próximo 9 de septiembre, el congreso partidario de la CC-ARI ratificará la carta de Carrió, oficializando la renuncia al frente electoral que formaba con el radicalismo, socialismo y GEN. “Es para seguir con el camino de construcción que iniciamos hace 10 años cuando nos fuimos de la Alianza, no nos vamos a desviar de ahí sólo para ganar una elección, nosotros queremos cambiar la Argentina”, sostuvo.

Ese mismo día la Coalición Cívica anunciará la precandidatura de tres de sus diputados: Adrián Pérez competirá por la jefatura de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Carlos Comi por la gobernación de Santa Fe, y Juan Carlos Morán será el delfín “lilito” para competir por el gobierno del distrito más importante del país, la provincia de Buenos Aires. “Vamos a instalar las candidaturas, armar propuestas y presentar equipos a nivel nacional”, confirmo Morán a Perfil.com. La fuerza también hará públicos candidatos a ocupar varias intendencias del país en ciudades como Córdoba, La Plata y Rosario.

“De nuestra candidata potencial para 2011 [en referencia a Carrió] no vamos a hablar, estamos más cerca del 2009 y de los compromisos incumplidos, como la rebajas a las retenciones, el 82% móvil, el INDEC, que de las presidenciales, y todo eso avanza en el Congreso con el liderazgo de Carrió”, manifestó. “Eso se va a mantener: se va a trabajar en conjunto para cumplir a rajatabla con lo prometido en 2009”, completó.

Patricia Bullrich, otra experimentada dirigente de la fuerza, negó a este medio que la Coalición Cívica renuncie al Acuerdo. “Está en un impasse político y no parlamentario”, definió y pidió conciencia y autocrítica: “Cada fuerza tiene que llegar a entender que para ser Gobierno no hay que repetir lo que tuvimos en el pasado y digo tuvimos porque yo me hago cargo de haber participado en la Alianza”.

A un día de la renuncia epistolar de Carrió y sus dirigidos, las heridas todavía están demasiado frescas como para imaginar un Acuerdo Cívico y Social fortalecido en 2011. No obstante, los diputados lilitos recuerdan que lo mismo ocurrió antes de las elecciones del 28 de junio de 2009, donde el ACyS tuvo un buen desempeño electoral. Sin embargo, hay preceptos claros que no están dispuestos, ni estarán jamas a aceptar, afirman.

“La posibilidad de firmar pactos de gobernabilidad con Duhalde, que deslizó la UCR, para nosotros son pactos de impunidad”, manifestó Piemonte, quien agregó que depositan su confianza en que prime la visión de Gerardo Morales y Ricardo Alfonsín dentro del Acuerdo, en detrimento a la de Leopoldo Moreau y Enrique Nosiglia, históricos operadores radicales, y Julio Cobos. “Moreau siempre boicoteó el armado y Cobos nunca estuvo de acuerdo con él”.

Par

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias

Otras Noticias