Nacionales

El gremio de los bancarios va al paro pese a la intervención del Ministerio de Trabajo

Los gremialistas de La Bancaria ratificaron la medida de fuerza a nivel nacional para reclamar seguridad y aumentos salariales. Anoche, la cartera laboral dictó la conciliación obligatoria
jueves, 5 de agosto de 2010 · 00:00
La Asociación Bancaria confirmó a primera hora de hoy el paro nacional para esta jornada, con concurrencia de los trabajadores pero sin atención al público en demanda de "seguridad para empleados, usuarios y jubilados y el cumplimiento de los acuerdos salariales".

La medida fue confirmada a Télam por el secretario de prensa del sindicato, Eduardo Berrozpe , luego de que el Ministerio de Trabajo dictara anoche la concilicación obligatoria.

"Estuvimos hasta la medianoche (del miércoles) en la sede gremial con los teléfonos abiertos y no hubo comunicación alguna del Ministerio de Trabajo", señaló Berrozpe y confirmó que los bancos no atenderán hoy en todo el país.

Ayer por la tarde, desde el gremio La Bancaria habían ratificado la huelga nacionaldel 53 seccionales, en demanda del estricto e íntegro cumplimiento de los acuerdos salariales y convencionales, también en los call centers, del pago de adicionales y adecuaciones, y en reclamo de la adopción de "urgentes medidas de seguridad".

"Los bancos no están tomando las medidas de seguridad que tenían que tomar", denunciaron en diálogo con Mega 98.3 al manifestar su preocupación por las salideras bancarias como la que sufrió Carolina Piparo en La Plata.

"Los bancarios trabajan con miedo y esto es inconcebible. Se deben adoptar de inmediato las medidas de seguridad que ya vencieron en el tiempo, ya que el acuerdo para ponerlas en práctica se remonta al año 2009", puntualizaron desde el gremio.

La Bancaria también exige la adecuación salarial y el estricto cumplimiento de los acuerdos salariales y de los call centers, y convocó a la totalidad de la sociedad a acompañarla ante "el egoísmo de quienes no respetan las normas de seguridad".

El gremio reclamó la derogación del "injusto impuesto a las ganancias" y el reintegro de lo tributado, el cese de los despidos incausados y una reforma tributaria para garantizar "jubilaciones y asignaciones familiares más justas".